Peugeot 508 SW: un diseño que será objeto de deseo

Peugeot sorprendía con el diseño del nuevo 508, dejando atrás la línea convencional para ofrecer una berlina cupé. Su línea de techo y la ausencia de marcos en las ventanillas eran algunos de su valores. Ahora llega el familiar y su silueta sigue manteniendo la misma deportividad.


La marca francesa quiere que con el diseño del 508 SW este modelo se convierta en un objeto de deseo para muchos clientes. Y es que les ha quedado muy redondo. Su frontal atrevido es semejante al de la berlina, pero a partir del pilar del medio todo cambia en este coche. Su techo continúa en forma descendente para rematar en un amplio portón coronado por unos pilotos led.

El Peugeot 508 SW mide 4,7 metros de longitud, con una anchura de 1,8 metros y una altura de 1,4 metros, dato este ultimo muy ajustado si hablamos de un familiar y que le permite lograr un bajo coeficiente aerodinámico.

MALETERO

El maletero se abre de forma automática y ofrece 530 litros de capacidad. Su umbral de carga bajo facilita el acceso a las maletas. Sus guías laterales permiten la sujeción de los bultos y unos mandos laterales facilitan el plegado de los asientos posteriores de forma automática dejando un espacio de carga totalmente plano. En la parte superior del techo están los huecos para colocar la red que impide en caso de frenada la intrusión de los bultos en el espacio de los pasajeros.

MOTORES

Peugeot propone para la comercialización de este modelo la posibilidad de elegir entre dos motores de gasolina y tres de ciclo diésel. Los motores gasolina de denominación PureTech ofrecen 180 o 225 caballos de potencia y obligatoriamente van asociados a una caja de cambios automática de 8 velocidades denominada EAT8. Ya en diésel la gama de motores comienza con el más pequeño BlueHDi de 130 caballos, que puede comercializarse con una caja de cambio de 6 velocidades manual o la automática de 8 velocidades. Precisamente, esta caja es la que montan los otros dos motores diésel de 160 y 180 caballos de potencia.

A mayores, la marca francesa propone cinco niveles de acabado, desde el más básico Active al más alto de gama denominado GT.

COMPORTAMIENTO

El Peugeot 508 SW nos recibe con un amplio habitáculo y unos cómodos asientos tipo pétalo que sujetan a la perfección. Enfrente, el pequeño volante ya típico de Peugeot que nos deja ver la información del coche por encima del mismo y que se conoce como i-Cockpit. En la parte central, una consola de diseño muy atractivo, con una botonera tipo piano rematada con una pantalla de 12,3 pulgadas desde la que manejamos numerosas funciones del coche, como teléfono, climatización, música... Los materiales utilizados tanto en el salpicadero como en las puertas y remates del techo son más propios de un modelo de marca premium, muy agradables tanto a la vista como al tacto.

La conducción del 508 SW resulta más segura con las numerosas ayudas que ofrece el coche, entre las que tenemos que destacar la frenada automática de emergencia, el control de mantenimiento del carril y el control del ángulo muerto. Además, una cámara lee las señales y las proyecta sobre el head up display del parabrisas. También hay que destacar la cámara de visión nocturna que nos avisa de la presencia de personas y animales en la calzada.

Ausente de ruidos y vibraciones, el 508 va subiendo de velocidades sin que nos enteremos y se mueve en un rango en donde las prestaciones son muy buenas y el consumo muy ajustado. También podremos activar el Drive Mode según la conducción que queramos cada día, Eco, Sport o Manual.

Actualmente el 508 SW con el acabado Active está disponible en el mercado desde los 28.750 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Peugeot 508 SW: un diseño que será objeto de deseo