Un SUV con emisiones cero

El Mitsubishi Outlander PHEV está disponible desde 38.000 euros, pero este modelo se beneficia de una subvención de 2.600 euros dentro de la nueva línea de ayudas a los vehículos híbridos y eléctricos. Es muy amplio y potente, y podemos ahorrar mucho combustible utilizando su motor eléctrico.


El Outlander ha experimentado un ligero restyling que se aprecia en el rediseño de los paragolpes, la parrilla y la moldura de los faros antiniebla. Es un coche de 4,70 metros con una imagen rotunda, muchas piezas cromadas y que ahora puede llevar luces led.

El interior destaca por su amplitud, tanto en las butacas delanteras como en las plazas traseras. En esta últimas el respaldo se puede poner en distintos grados de inclinación y los pasajeros cuentan ahora con nuevas salidas de aire. Tanto en el cuadro de instrumentos como en la pantalla táctil del salpicadero de 7 pulgadas y compatible con Android Auto y Apple Car Play, podemos ver la autonomía en modo eléctrico o la total, combinada con el depósito de gasolina. El maletero es de 500 litros e incluye un compartimento especial para guardar el cable de carga estándar.

Motor

El Outlander tiene un motor de gasolina de 135 caballos y dos eléctricos, uno en cada eje, que se combinan para dar una potencia conjunta de 230 caballos. La aceleración de 0 a 100 está un poco penalizada por el peso del vehículo, que se acerca a las dos toneladas, pero al contar con la impulsión eléctrica se nota ágil en todo momento. Lo bueno de este coche es la versatilidad: podemos circular en modo exclusivamente eléctrico pulsando un botón y a una velocidad de hasta 135 kilómetros por hora; podemos rodar ahorrando energía de la batería o incluso aprovechando el motor de combustión para cargarla, gracias a un generador. En este último caso el consumo de combustible es mayor, lógicamente.

La batería también se carga con las frenadas y la deceleración del motor, y mediante unas levas en el volante podemos elegir seis niveles de retención. La autonomía en modo exclusivamente eléctrico es de 54 kilómetros, aunque como ocurre con todos los coches de este tipo puede descender rápidamente si exprimimos la potencia o circulamos de forma prolongada por pendientes cuesta arriba. La carga en un enchufe doméstico tarda entre cinco horas y media y siete horas, mientras que con un cargador rápido podemos recuperar el 80 % de la energía en 25 minutos.

La tracción es a las cuatro ruedas y mediante un mando podemos seleccionar un modo normal, para las condiciones de conducción habituales; otro que permite arrancadas más fáciles y giros más seguros sobre carreteras cubiertas de nieve o hielo; y el modo Lock, que simula el bloqueo de un diferencial central y reparte automáticamente el par en las cuatro ruedas en condiciones de baja adherencia, mejorando la tracción y la estabilidad. Además hay un botón Sport que le da una respuesta más viva al motor, y otro Eco que hace un uso más eficiente de los motores, la climatización y el sistema 4x4.

La altura de la carrocería al suelo es de 19 centímetros, así que está preparado para circular sin problemas por caminos y zonas off-road normales. Como ya comprobamos en la anterior versión de Outlander la insonorización de este vehículo es extraordinaria, lo que unido a una buena amortiguación lo convierten en un coche muy cómodo para viajar.

Equipamiento

Nuestra unidad de prueba, cedida por el concesionario Galcar, era la versión Motion, que incluye climatizador bizona, cámara de visión trasera, luces diurnas led, apertura y arranque sin llave, llantas de aleación de 18 pulgadas, detector de ángulo muerto y faros antiniebla.

Por encima está el acabado Kaiteki, que añade asientos delanteros calefactables, sensores de parking delanteros y traseros, portón del maletero eléctrico, faros bi-led, control de velocidad de crucero adaptativo, cambio automático de luces cortas/largas, alarma antirrobo, detector de tráfico trasero, faros antiniebla led y alerta de cambio involuntario de carril. Además, mediante una aplicación móvil, permite programar y obtener información de la carga de la batería eléctrica y activar la climatización de forma remota.

Finalmente, el Kaiteki Plus suma techo solar eléctrico, tapicería de cuero, volante calefactable y regulación eléctrica del asiento del conductor.

Precio

El Mitsubishi Outlander PHEV está disponible desde 38.000 euros, pero el Gobierno acaba de abrir una nueva línea de ayudas a los vehículos híbridos y eléctricos y este modelo en concreto se beneficia de una subvención de 2.600 euros. Este un coche muy amplio, potente y con el que podemos ahorrar mucho combustible utilizando su motor eléctrico. Así son los nuevos tiempos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un SUV con emisiones cero