El coche que sirve para todo

Berlingo es sinónimo de versatilidad. Sus usuarios encontrarán en él todas las respuestas posibles para cubrir sus necesidades, tanto de ocio como de trabajo. Y es que el nuevo Citroën Berlingo ya está lejos de aquella furgoneta de hace 20 años.


Con la incorporación del nuevo chasis EMP2, que también utilizan muchas berlinas del Grupo PSA, el nuevo Berlingo deja atrás esos 20 años de furgoneta para adentrarse en el mundo del coche para todo. Ahora las suspensiones y los frenos ya son semejantes a los de cualquier turismo, mientras en su interior su posición elevada nos permite disfrutar de una cómoda ubicación al volante. Relojes, toberas de aireación y una gran pantalla central táctil hace que nos sintamos como en un turismo de gama alta. Si a esto le añadimos dos puertas laterales deslizantes que facilitan ya no solo el acceso de adultos, sino la colocación de niños pequeños en sus sillas, el conjunto empieza a ser redondo. Solo nos falta acceder a un maletero de gran capacidad y de doble apertura para cerrar el circulo del coche ideal. Y es que, si podemos probar este modelo durante quince días seguidos y dejar atrás los prejuicios de la palabra furgoneta, nos daríamos cuenta de que Berlingo tiene soluciones para todo gracias a la flexibilidad de sus asientos individuales y a la capacidad de carga. Pero sobre todo nos sorprendería su confort de marcha, que con acabados de máximo nivel nos llevan a motores equipados con caja de cambios automática de 8 velocidades, así como disponer de numerosas ayudas a la conducción, como vigilancia del ángulo muerto, cámara marcha atrás, luces automáticas, sistema de mantenimiento en el carril, o incluso lector de señales. Todo un lujo es la fácil conexión del smartphone y sobre todo la repisa para colocarlo y cargarlo de forma inalámbrica.

Citroën propone dos tallas diferentes de carrocería, M y XL, la primera ofrece un maletero de 775 litros, mientras en la XL podemos meter objetos que lleguen a medir hasta tres metros.

VERSIÓN CENTENARIO

Estos días Citroën lanza una serie especial Berlingo para celebrar su centenario y que se reconocerá por sus barras de techo, llantas de 16 pulgadas, así como sus airbump de las puertas en color blanco, al igual que el contorno de los faros de niebla. Disponible desde los 16.890 euros, el cliente podrá elegir entre dos motores diésel BlueHDi de 100 y 130 caballos y uno gasolina Pure Tech de 110 caballos, ambos asociados a una caja de cambios manual de 6 velocidades.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El coche que sirve para todo