Del 1430 al 1.5 TSi, del siglo XX al XXI

En 1969 Seat comenzó a fabricar el modelo 1430, nombre que correspondía al motor de aquella cilindrada con 70 caballos de potencia. En la actualidad aquel propulsor ha sido sustituido por un moderno 1.5 TSi de 150 caballos con desconexión de cilindros.


El avanzado 1.5 TSI de 1.498 cc. es uno de los motores más innovadores del grupo Volkswagen, ya que dispone de una desconexión de dos cilindros cuando el conductor no requiere la máxima potencia con el acelerador. De esta manera bajan considerablemente los consumos y las emisiones. Comparando el consumo del antiguo 1430, que era de 11,5 litros a los 100 kilómetros, con los 4,9 litros del moderno TSI podemos comprobar la evolución de los motores de gasolina de Seat. Motores que además ya han sido montados en más de cien mil coches de la marca, ya que se incorporan a los modelos Arona, León, Ateca y Tarraco.

Son 69 años de auténtica evolución, ya no solo a nivel de consumos, sino también por la enorme elasticidad del 1.5 TSI, que entrega potencia desde apenas 1.500 revoluciones por minuto. Otra muestra de la excelencia de este motor es que puede ir acoplado a transmisiones manuales de seis velocidades o a la moderna caja DSG automática de siete.

Además de la desconexión activa de cilindros, que desconecta el segundo y el tercero de los cuatro cilindros cuando no se necesita la potencia, con lo que disminuye la emisión en 10 gramos de CO2 por kilómetro y el consumo en medio litro cada 100 kilómetros, el motor 1.5 TSI es innovador al incorporar un filtro de partículas, propio de los motores diésel, en un motor que funciona con gasolina. De hecho su línea de escape alberga dos catalizadores de tres y cuatro vías, respectivamente, para depurar los gases. Y también la distribución variable en su admisión y escape, mediante electroválvulas, facilita la respuesta del motor a cualquier régimen.

CONDUCCIÓN DEL 1.5 TSI

En definitiva, la experiencia de conducir un Seat León, el coche más dinámico de la gama Seat, con este motor se vuelve muy agradable, tanto para los que necesiten prestaciones como para los que prefieren una conducción eficiente. El León lo puede montar en su carrocería de cinco puertas y en la familiar y su mejor expresión la tiene asociada a la caja de cambios DSG de siete velocidades, que es un prodigio de suavidad y eficacia. Así, el cinco puertas consigue una aceleración de 0 a 100 km/h en solo 8,3 segundos con un consumo de solo 5,1 litros/100 km.

El dinamismo está asegurado en un coche que solo pesa 1.258 kilos.

La evolución de los motores de Seat en estos 50 años ha sido prodigiosa, aunque la nostalgia de volver a conducir el 1430 en una insólita comparativa nos hiciese añorar los tiempos pasados, aunque no fuesen mejores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Del 1430 al 1.5 TSi, del siglo XX al XXI