Honda CB650R: genuinamente tetra

La nueva CB650R es un cruce entre una «street fighter» y una «cafe racer», pero actualizada al siglo XXI: es deportiva, es ligera y lleva mucha tecnología encima. Y con el sonido y la suavidad inconfundibles de los motores tetracilíndricos de la marca japonesa.


La CB650R se inspira en su hermana mayor, la CB1000R, de la que hereda el faro circular con tecnología Full LED y luz diurna. Los intermitentes también son de leds y los de delante van siempre encendidos. A ambos lados de la horquilla, un doble conducto de admisión lleva el aire fresco a la inyección, lo que optimiza la entrega del par motor. La horquilla es telescópica y la suspensión trasera tiene ajuste de precarga de diez etapas.

En la piña izquierda un botón permite desconectar el control de tracción y otro sirve para encender las luces de parada de emergencia, aunque el sistema las activa automáticamente cuando detecta una parada brusca. Casi 650 centímetros cúbicos, cuatro cilindros en línea y 95 caballos son las cifras de este motor, que puede estirar hasta las 12.000 revoluciones aunque el par máximo lo obtiene a 8.500. Es un genuino motor Honda, en cuanto a la dulzura de su funcionamiento y al contundente aullido que sale de su escape. Es muy elástico y yendo en cuarta podemos dejarla caer hasta 20 por hora y no va rechistar. Eso sí, como todos los tetras hay que irse muy arriba en el cuentavueltas para extraer lo mejor de él, y al ser una seis y medio el par es menor que en motos de mayor cilindrada.

La moto pesa en orden de marcha 202 kilos, por lo que es muy manejable y podemos curvear con facilidad. El embrague antirrebote y el control de tracción desconectable aseguran que nos nos llevemos ningún tipo de sustos, esta es una moto muy noble y con una salida tranquila.

La frenada está perfectamente resuelta, con doble disco delantero de 310 milímetros con pinzas radiales de cuatro pistones y ABS de doble canal. El consumo medio no supera los 5 litros a los 100, así que la autonomía es de alrededor de 300 kilómetros.

La Honda CBR650 R cuesta 7.990 euros y está disponible en rojo, plata, azul y negro. Se puede limitar sin coste adicional para el carné A2, y si queremos el mismo motor pero una estética más racing tenemos la CBR650R, con carenado y semimanillares, que cuesta mil euros más.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Honda CB650R: genuinamente tetra