El buen motero se protege

El uso de guantes y de ropa de protección, la anticipación para evitar maniobras bruscas o las indicaciones a seguir para circular con lluvia son algunas de las recomendaciones de una guía de seguridad vial para motoristas. Te la resumimos en diez puntos clave para moteros.


P recaución y siempre alerta. Son las recomendaciones básicas de seguridad que debe seguir un motero antes de salir a la carretera. Y casi todos las siguen. Así lo creen los responsables de Tráfico, que lamentan que los conductores de otros vehículos no sean tan aplicados a la hora de cumplir con esas reglas básicas. En la comparación salen ganando los moteros. Muy pocos salen a la carretera sin casco, y no se puede decir lo mismo, por ejemplo, respecto al cinturón de seguridad en muchos conductores de turismos. En todo caso, la conducción de una moto requiere de una determinada formación y de un plus de seguridad por parte de los pilotos. La DGT, Midas y Pons han elaborado una guía de seguridad vial para motoristas que abarca aspectos que van desde la indumentaria adecuada para ir en moto, hasta las técnicas de conducción segura.

1 CASCO. Es la protección clave del motorista. El casco es esencial, y es el único equipamiento universal de los motoristas, de forma que el 95 % declaran que lo llevan siempre puesto. Debe estar homologado e ir perfectamente abrochado. Muchas lesiones en la cabeza se producen porque el casco se suelta tras una caída. La visera ha de ser clara y con un recubrimiento interior que impida que se empañe.

2 GUANTES. Son las prendas más importantes del equipamiento de un motorista porque en caso de caída las manos son la primera parte del cuerpo que se apoya en la carretera. Los guantes son recomendables en invierno y en verano. Una campaña francesa de seguridad vial muestra en un vídeo (cuyas capturas se reproducen en esta página) las consecuencias de no usar guantes, con una prueba realizada a 31 km/h en laboratorio, con ellos y sin ellos.

3 ROPA RESISTENTE. Al igual que los guantes, una ropa resistente a la abrasión puede ser la diferencia entre salir ileso de una caída o sufrir graves lesiones debido al arrastre por el asfalto. Se recomiendan prendas de cuero o de fibras sintéticas con protecciones en espalda, rodillas y codos. En este apartado, la guía propone un calzado específico para moto.

4 MIRAR A LO LEJOS. Ver bien es clave en la carretera, pero la guía destaca la importancia de saber ver. Se debe mirar a lo lejos buscando la anticipación para evitar frenazos bruscos. Es la conducción preventiva.

5 OJO A LOS ÁNGULOS MUERTOS. Entra dentro del apartado de saber ver. Vigilar los laterales y mirar los espejos con frecuencia, especialmente antes de cualquier giro, es básico. Como lo es también evitar circular en el ángulo muerto de los otros vehículos.

6 PREPARADOS PARA ACTUAR. En la moto cualquier maniobra inesperada de otro vehículo puede ser fatal. La guía de seguridad vial sobre dos ruedas aconseja a los moteros estar siempre preparados para cualquier eventualidad. Por ejemplo, ante un tráfico intenso se recomienda que la mano y el pie estén siempre sobre el freno.

7 TRAMPAS EN LA CALZADA. Otro motivo más para estar alerta cuando se viaja en moto son los baches, la gravilla, las tapas de alcantarilla o la pintura deslizante. Todo obstáculo en la calzada es una trampa para los motoristas.

8 DISTANCIA DE SEGURIDAD. Dentro de las técnicas de gestión del espacio, es esencial mantener una distancia de seguridad suficiente que permita detener la moto en caso de frenada brusca del vehículo que va delante. Se calcula que se necesitan al menos 2 segundos de tiempo para frenar en un tramo urbano, y 3 en un interurbano.

9 CON LLUVIA. Uno de los mayores peligros al conducir una moto es la lluvia, o más bien sus consecuencias. Un pavimento deslizante es uno de los principales peligros para el motorista. La guía advierte sobre todo del riesgo cuando caen las primeras gotas, porque el asfalto se hace más resbaladizo al mezclarse con la suciedad que acumula la calzada. Con lluvia, que los neumáticos estén en perfecto estado se convierte en algo imprescindible, en especial a la hora de frenar, pues la distancia de frenado en moto puede ser el doble que con suelo seco.

10 NADA DE ALCOHOL. Cuando se va a viajar en moto, la tasa de alcohol recomendada es cero. Es uno de los mayores riesgos para cualquier conductor, pero especialmente para un motorista, que tiene que permanecer en alerta casi permanente. El alcohol es el peor enemigo del motero.

Muchas lesiones en la cabeza se producen por llevar el casco mal abrochado

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El buen motero se protege