Massimo Tamburini: el arte de la velocidad

Definido en el 2010 por un periódico inglés como «el Miguel Ángel de las motocicletas», en una encuesta de una revista especializada sobre los personajes que hicieron historia en las dos ruedas Massimo Tamburini ocupó el segundo lugar, después de Soichiro Honda.


La Ducati 916 no fue solo un paso más en el dominio de la marca de Bolonia en los circuitos, durante aquellas dos décadas en las que ejercería una aplastante hegemonía en el Mundial de Superbikes. Convertida desde su presentación en la Feria de Milán de 1993 en un icono de estilo, combinaba a la perfección diseño y funcionalidad, con líneas limpias y elegantes, y soluciones técnicas innovadoras, como las dos salidas de escape alojadas bajo el colín y el basculante de un solo lado. Es aún hoy reconocida como una de las motocicletas más hermosas jamás creada.

Al igual que las 851 y 888 que la precedieron, la 916 era el resultado del trabajo de dos maestros: el ingeniero Massimo Bordi, responsable técnico de la marca que desde 1992 ocuparía además el cargo de director general, y Massimo Tamburini, el diseñador que en 1985 se había incorporado al Grupo Cagiva, que aquel mismo año adquiría Ducati.

Nacido en 1943 en la ciudad italiana de Rimini, a orillas del mar Adriático, Tamburini descubrió desde su adolescencia su pasión por la mecánica y la técnica, graduándose en el instituto técnico de su ciudad. Fundaría después con Valerio Bianchi y Giuseppe Morri la empresa Bimota, un nombre que unía las dos primeras letras de sus tres apellidos, dedicada a la producción de componentes industriales para aire acondicionado.

Simultáneamente, Tamburini llevaría a cabo su primera transformación de una motocicleta; una MV Agusta 600 a la que modificó chasis y mecánica, a la que seguiría la de una Honda 750 Four con la que había sufrido un accidente en el circuito de Misano -tres costillas rotas-, para la que construiría un nuevo chasis diseñado por él mismo.

Los buenos resultados obtenidos en esas experiencias llevarían al establecimiento de Bimota Meccanica en 1972, cuando ya Valerio Bianchi había dejado la empresa, para producir chasis para versiones de competición y fabricar motocicletas deportivas utilizando la mecánica de modelos existentes. La primera sería precisamente la nacida del segundo experimento de Tamburini, bautizada como Bimota HB1 750. Le siguieron muchos otros modelos, como la SB2 750 con motor Suzuki, la KB1 900 y la 1000 con motor Kawasaki, la SB3 y aún las KB2 500, KB3, HB2 900 y HB3 1100, y SB4.

Después de dejar Bimota en 1983 por discrepancias con Giuseppe Morri sobre un posible acuerdo con fabricantes japoneses, y tras una breve experiencia en competición como director técnico en el equipo de Roberto Gallina, se incorpora al grupo Cagiva, donde será responsable de los modelos de carretera con motor de 125 cc: la Aletta Oro, la Freccia y finalmente la Mito lanzada en 1989. Tamburini diseñará también los nuevos modelos de Ducati, de los que el primero será la Paso de 1986, a la que seguirán las 851, 888 y 916.

Tras la venta de Ducati al Texas Pacific Group en 1996, Tamburini volverá a Cagiva, donde ahora diseñará la Canyon, y recibirá además el encargo de desarrollar un nuevo modelo para MV Agusta, adquirida en 1991 por Cagiva. En el Salón de Milán de 1997 se presentará la F4 750, una nueva obra de arte que daba continuidad a la evolución de los modelos diseñados para Ducati.

En el 2008 Tamburini se jubilaba en su puesto de responsable del Centro Ricerche Cagiva, tras haber sido el grupo adquirido por Harley-Davidson. Diagnosticado de un cáncer de pulmón a finales del 2013, fallecía en su residencia de San Marino en abril del 2014. Su hijo Andrea completaría su último proyecto, un espectacular modelo exclusivo para competición: la T12 Massimo.

grandes diseñadores

MASSIMO TAMBURINI

Una 750 cc. con la potencia de una 1.000 y el peso de una 500 era su descripción de la moto perfecta

DUCATI 916

DUCATI 916

DUCATI 916

DUCATI 916

DUCATI 916

DUCATI 916

DUCATI 916

DUCATI 916

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Massimo Tamburini: el arte de la velocidad