Un puerto para los automóviles

El puerto de Vigo se ha convertido en el puerto de los automóviles, a tenor de la superficie que ocupan los coches en el entorno de los muelles. Hasta 650.000 vehículos se movieron el pasado año desde la terminal viguesa de Bouzas y la previsión es la de crecer en los próximos años, impulsado siempre por la buena marcha de las exportaciones de la fábrica de PSA, que aumentan año tras año.


Tradicionalmente ligado a la pesca, los automóviles han ido ganando espacio en las últimas décadas en el puerto de Vigo, hasta convertirlo en la referencia atlántica en la Península Ibérica, en lo que a tráfico de coches se refiere.

Esos 650.000 coches al año suponen que, junto a Barcelona y Valencia, se ha convertido en la puerta de salida de los coches que se fabrican en España. Porque no solo de PSA vive el puerto de Vigo, que en la actualidad ve en sus campas como más de una docena de marcas de automóviles usan sus instalaciones para trasegar en las bodegas de los buques Ro-Ro (roll on-roll off) sus coches por todo el mundo.

La terminal de Bouzas, donde se realiza el tráfico de automóviles, ha ido ampliando sus instalaciones continuamente en las últimas décadas. Los problemas de superficie se han ido solucionando con la construcción de silos que duplican y triplican el espacio en varias plantas.

Hay además prevista una nueva ampliación de estas instalaciones para que se puedan almacenar en Bouzas hasta 25.000 coches, frente a los 19.000 actuales. Esta ampliación llevará a construir un nuevo dique exterior de atraque con 600 metros de longitud, donde podrán llegar a atracar hasta seis buques simultáneamente.

La actividad en esta zona del puerto de Vigo es frenética. Los coches aparcados en la campa forman una imagen insólita, y las compañías encargadas de la logística interior se mueven en cuadrillas para ordenar los 19.000 coches de la campa y preparar su embarque en los grandes buques que a diario atracan en los muelles de Bouzas. Son enormes barcos denominados Ro-Ro, dedicados a cargar vehículos de todo tipo, desde turismos a industriales, o cualquier otro tipo de maquinaria rodante; y que en el caso de los que atracan en Vigo pueden llegar a albergar en sus bodegas más de 4.500 coches, estibados en varias plantas. Los encargados de hacer el tramo final del embarque son los estibadores del puerto, el único personal autorizado para ello. 

DE GALICIA AL MUNDO

Son varias las navieras que cubren el transporte de vehículos del puerto de Vigo, entre ellas UECC o Suardiaz, que operan a puertos de destino como el francés de St. Nazaire, Casablanca, Argelia, Bremerhaven, Zeebruge o Sagunto.

La logística del automóvil en nuestro país pasa por Vigo y los nuevos modelos que se fabrican en PSA, como las furgonetas y sus versiones turísticas de las marcas Citroën, Peugeot Opel -y muy pronto Toyota-, además del nuevo modelo de Peugeot que entrará en producción este año, contribuirán a dinamizar aún más ese entorno de la terminal de Bouzas, en un año 2020 donde se puede romper el récord de producción de la fábrica de la Zona Franca.

En el año 2024, ya con las nuevas instalaciones de Bouzas finalizadas -se invertirán 50 millones de euros-, la terminal del puerto de Vigo se convertirá en el mayor párking de coches de España, y además con vistas a las islas Cíes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
PSA
Comentarios

Un puerto para los automóviles