Vuelve el «roadster»

Si echamos la vista atrás sobre los «roadster» de BMW, nos viene a la cabeza el BMW 507 blanco que utilizaba Elvis Presley, o los coches con los que James Bond salía de todas las situaciones difíciles en sus películas. Pero el primer Z llegó en 1989 y fue el Z1.


En la historia más reciente de los roadster de BMW tenemos modelos tan carismáticos como el Z1 que bajan sus puertas para acceder al coche, el popular Z3 que se vendió entre los años 1995 y 2002 y, ya más exclusivo y cercano, el imponente Z8. Estos modelos han servido de antesala al popular Z4 que llegó en el 2002 y que hasta hoy ha logrado vender más de 200.000 unidades.

Ahora llega un modelo totalmente nuevo y cuyo nombre no varía. El nuevo Z4, que ya está disponible, ofrece una conducción mucho más dinámica gracias a su longitud de 4,3 metros pero sobre todo a su reducida batalla de 2,4 metros, lo que le permite ser muy ágil en carreteras muy viradas. También la vía delantera y trasera son ahora más anchas, aportando así un mayor agarre a la carretera, a lo que también contribuye un centro de gravedad más bajo y un reparto de pesos 50/50 en cada eje.

El Z4 regresa al techo de lona, para nosotros mucho más atractivo y sobre todo eficaz, ya que pesa menos que el rígido y no ocupa espacio en el maletero si vamos descapotados, pudiendo disfrutar así los dos pasajeros de una maleta de 281 litros. El techo se puede abrir en tan solo 10 segundos de forma eléctrica y hasta una velocidad máxima de 50 kilómetros por hora.

Se trata de un coche atractivo y a ello contribuye en su parte frontal las branquias tipo malla a juego con los faros superpuestos en dos alturas, unas llantas que pueden variar entre 17 y 19 pulgadas y unas branquias laterales que permiten el flujo del aire para evitar turbulencias. Ya en la parte trasera, los pilotos se muestran alargados en forma de L y recuerdan a los del Z8, que eran de neón. La tercera luz de freno se integra sobre el alerón posterior.

El Z4 dispondrá de 3 motores, todos ellos con caja de cambios automática y muy rápida. El más básico será el 2.0i con 197 caballos y un precio de acceso a la gama de 48.900 euros. En el medio se sitúa el 3 litros con 258 caballos y un precio de 56.300 euros, y ya como tope de gama con 340 caballos esta el M40i.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
BMW
Comentarios

Vuelve el «roadster»