Los coches tendrán caja negra a partir del 2022

Los vehículos del futuro inmediato incorporarán sistemas avanzados de seguridad que contribuirán a reducir el número de accidentes. Uno de esos dispositivos será la caja negra, que registrará los datos del coche y de la circulación y permitirá conocer las causas de los siniestros.


La fecha es el 2022. A partir de ese año todos los vehículos nuevos que se fabriquen en Europa tendrán que estar equipados con nuevas tecnologías de seguridad que contribuyan a aumentar la seguridad de conductores, pasajeros, peatones y ciclistas. Entre las novedades que deberán incorporar los vehículos destaca la caja negra, un dispositivo similar al que se utiliza en aviación y que registra todos los datos de la circulación para poder saber las causas de un accidente. La implantación obligatoria de esas nuevas tecnologías en los nuevos vehículos es fruto del acuerdo político provisional tomado por la Comisión Europea sobre el Reglamento General de Seguridad. Los sistemas de ayuda al conductor ya existentes en el mercado pueden contribuir a reducir el número de muertos y heridos en las carreteras europeas, ya que el 90 % de los accidentes tienen su origen en errores humanos, según informó la Comisión.

25.000 MUERTOS AL AÑO

«Cada año, 25.000 personas pierden la vida en nuestras carreteras. La inmensa mayoría de esos accidentes se deben a errores humanos. Y podemos y debemos actuar para revertir esa situación», explica Elzbieta Bienkowska, comisaria responsable de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pymes. «Con la obligatoriedad de los nuevos dispositivos avanzados de seguridad podemos lograr el mismo tipo de resultados que cuando se introdujo por primera vez el cinturón de seguridad», dice la comisaria, que añade que muchos de los nuevos elementos de seguridad ya existen, en particular en vehículos de alta gama. «Ahora estamos aumentando el nivel de seguridad en todos los ámbitos y preparando el terreno para la movilidad conectada y automatizada del futuro», explica Bienkowska.

DISPOSITIVOS INTELIGENTES

Además del registrador de datos, los turismos, furgonetas, camiones y autobuses deberán incluir dispositivos de advertencia de somnolencia y distracciones de los conductores, como por ejemplo por el uso del teléfono móvil al volante, asistentes de velocidad y sistemas de marcha atrás segura, con la incorporación de cámaras o sensores en los vehículos.

Los turismos y las furgonetas tendrán que disponer de sistemas de asistencia en caso de abandono de carril, de frenado de emergencia avanzado y contar con cinturones de seguridad mejorados en pruebas de colisión.

SIN ÁNGULOS MUERTOS

Camiones y autobuses tendrán dispositivos para eliminar los ángulos muertos y mejorar la visión directa de sus conductores. Contarán con sistemas situados en la parte delantera y en los laterales que permitan detectar y advertir a los usuarios vulnerables, especialmente cuando se hagan giros.

LA CONDUCCIÓN ASISTIDA

Además de proteger a las personas, los nuevos dispositivos ayudarán a los conductores a acostumbrarse gradualmente a la nueva conducción asistida, de gran potencial para compensar los errores humanos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Los coches tendrán caja negra a partir del 2022