En este caben siete

EXTRAVOZ ON

El monovolumen gallego de Peugeot, el Rifter, crece ahora 35 centímetros en longitud para poder acoger una tercera fila de asientos y con ello dar cabida hasta siete pasajeros o, si lo preferimos, a cinco con un enorme maletero de 1.050 litros, totalmente modulable.

21 abr 2019 . Actualizado a las 13:21 h.

El Rifter Long continúa siendo un vehículo compacto, con 4,75 metros de longitud, pero el espacio interior se multiplica respecto a la versión corta con esos 35 centímetros más. Para aquellos que no necesitan llevar siete pasajeros en sus tres filas de asientos, el espacio interior es casi el de un trastero, llegando a cubicar hasta 4.000 litros si abatimos todos los asientos menos el del conductor, y con cargas de hasta 3 metros de longitud.

Sería muy injusto definir al Peugeot Rifter como una furgoneta, para eso ya hay una versión comercial llamada Partner. Este Rifter tiene planta de monovolumen, con dos puertas traseras corredizas que facilitan la entrada al coche en esas plazas y con un portón posterior que tiene a su vez una luneta que puede abrirse independientemente para facilitar la carga de objetos pequeños.

Además, el Rifter goza de una planta de coche, empezando por su frontal similar a otros modelos de la marca, y hereda la plataforma EMP2 que se emplea por ejemplo en coches como el Citroën C4 Spacetourer, lo cual garantiza un irreprochable comportamiento y la posibilidad de gozar de una tecnología inédita en vehículos de este tipo. Entre su equipamiento puede incluir el Advanced Grip Control, con el que se desenvuelve bien por terrenos resbaladizos como barro, nieve o arena, al gestionar electrónicamente la tracción. Se convierte así en un coche con opciones crossover, al ir asociado a neumáticos Michelin Latitude de invierno.