atados al cinturón

El cinturón es el dispositivo de seguridad pasiva más importante de un vehículo. Sin él, muchos de los modernos sistemas de protección actuales pierden efectividad. Un tercio de los fallecidos en carretera no lo llevaban puesto en el momento del accidente.


L os expertos en seguridad vial sostienen que es difícil encontrar casos en los que todos los ocupantes de un coche vayan sin cinturón de seguridad. Difícil, sí, pero no imposible. «Sorprende que todavía haya conductores y pasajeros que no se ponen el cinturón de seguridad», dice María Victoria Gómez Dobarro, coordinadora de la Dirección General de Tráfico en Galicia. Asegura que el empleo del cinturón de seguridad «es la medida más sencilla y efectiva para reducir el número y la gravedad de las lesiones sufridas en un accidente. Y su uso está al alcance de todos».

Pero no todos lo usan. Por ejemplo, en Galicia los agentes de la Guardia Civil de Tráfico y los de las distintas policías locales sorprenden cada mes a más de 600 conductores y pasajeros de turismos y furgonetas que no llevan abrochado el cinturón de seguridad. En esa cifra entran también los niños, que se juegan la vida dentro de un coche si no van perfectamente sujetos en sillitas infantiles adaptadas a su edad y a su estatura.

DEMASIADAS MUERTES

Casi un tercio de los fallecidos en accidentes de tráfico el año pasado no llevaban abrochado el cinturón de seguridad. Y corrieron un grave riesgo. Los estudios que maneja la Dirección General de Tráfico advierten que un choque frontal a tan solo 40 kilómetros por hora puede ser mortal para el ocupante que no vaya sujeto con el cinturón, porque la cabeza impactará con el parabrisas. Si el impacto se produce a 50 por hora, una persona de 70 kilos se precipita hacia delante con un peso de más de tres toneladas.

TAMBIÉN PARA IR AHÍ AL LADO

Solo iba ahí al lado. Es la excusa más repetida por los conductores denunciados por no llevar puesto el cinturón. Pero las estadísticas indican que es en esos trayectos cortos donde el dispositivo es más efectivo, porque es en esos desplazamientos donde ocurren la mayor parte de los accidentes.

200 EUROS Y 3 PUNTOS

La DGT identifica el cinturón como el dispositivo de seguridad pasiva más importante en un vehículo, porque amortigua la deceleración de los ocupantes en caso de choque. Además, la normativa actual castiga con multa de 200 euros a los pasajeros que no lleven abrochado el cinturón, ya que la responsabilidad de no usarlo es individual. Si el infractor es el conductor, además de la sanción económica perderá 3 puntos del carné. El conductor también es responsable de que lo usen los menores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

atados al cinturón