Peugeot 508, diseño y tecnología avanzados

Redacción

EXTRAVOZ ON

Con un exterior afilado, inspirado en un cupé, y un interior espectacular, el nuevo Peugeot 508 asegura bajo consumo y una aerodinámica de referencia en su segmento. Además lleva todo un arsenal de funciones de ayuda a la conducción de última generación, como la visión nocturna o el «Lane Position Assist».

09 dic 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

La nueva generación del Peugeot 508 llama la atención por unas líneas dinámicas que prometen sensaciones intensas. Con su silueta afilada y aerodinámica y su línea baja, logra una reinterpretación radical de la berlina del segmento D recurriendo a elementos estéticos de los cupés. El interior es espectacular. Su salto tecnológico se refleja en una interpretación novedosa del Peugeot i-Cockpit, totalmente personalizable. Centraliza todos los datos útiles para la conducción y las principales funciones del vehículo, incluida la visión nocturna. Además, gracias a i-Cockpit Amplify, permite elegir entre dos ambientes personalizables (Boost y Relax). También actúa en las prestaciones dinámicas del vehículo por medio del selector de modo de conducción (ECO/Sport/Confort/Normal), además de permitir el control de la amortiguación en versiones con suspensión electrónica.

El Peugeot 508 ofrece todo un arsenal de funciones de ayuda a la conducción de última generación. Además del sistema de visión nocturna (Night Vision), único en el segmento, cuenta con el Lane Position Assist (LPA), que mantiene la posición del vehículo en la vía de circulación, en primicia en la gama Peugeot; o el freno automático de emergencia de última generación, que detecta peatones y ciclistas, tanto de día como de noche, a velocidades de hasta 140 km/h.

En circulación urbana, el conductor cuenta con asistencia en algunas maniobras, como el Visiopark 2 (visión de 360 grados) o la última generación de Full Park Assist con función perimétrica (sólo con la caja de cambios automática EAT8). En estos casos, el sistema gestiona automáticamente la dirección, el acelerador y el freno para entrar y salir de la plaza de aparcamiento.