Familiar pero con más dinamismo

Después de vender un millón y medio de unidades del Clase B desde el 2005, Mercedes da un gran salto con esta tercera generación, que ahora ofrece un mayor dinamismo y sobre todo el bagaje tecnológico actualizado de la marca. Sus precios se conocerán este mismo mes y se pondrá a la venta en febrero.


El Clase B crece ligeramente hasta los 4,41 metros de largo, manteniendo el aspecto entre familiar y monovolumen que le caracterizó desde el principio. Sin embargo, ahora disfruta de la misma plataforma que el Clase A y eso se deja notar en su comportamiento, mucho más ágil, deportivo y dinámico, aún conservando su proverbial comodidad.

Recibe además nuevos motores, entre ellos el diésel de dos litros que cumple la normativa Euro 6d con 150 (B 200d) o 190 caballos (B 220d) y cambio de doble embrague 8G-DCT. El diésel básico será el B 180d de 116 caballos, mientras en gasolina habrá dos versiones B 180 de 136 caballos y B 200 de 163. Simultanean cambios automáticos de siete y ocho velocidades.

Pero quizá lo que más sorprenda del nuevo Clase B es el bagaje tecnológico que aporta y que se puede disfrutar desde un renovado interior, con mucha más calidad percibida, en el que sorprende el aspecto visual de las toberas de aireación tipo avión, el volante multifunción plagado de mandos o el nuevo tablero muy funcional. En él destacan dos pantallas digitales, una para la instrumentación y otra para el entretenimiento, donde ya se integra el sistema multimedia MBUX con gráficas 3D, de manejo intuitivo y táctil en la propia pantalla, además del mando vocal llamado Hey Mercedes, una especie de Siri de la marca que se maneja como un asistente personal.

También es alucinante el sistema de navegación con realidad aumentada que mediante una cámara delantera nos proyecta la carretera en la pantalla, introduciendo sobre ella flechas de dirección e indicaciones precisas que sustituyen a los habituales gráficos de otros navegadores. Es sumamente fácil y espectacular. También hay que resaltar que se incorpora el Head Up Display, que proyecta los datos en el parabrisas.

La inteligencia artificial que también posee este Clase B permite que el coche aprenda los hábitos del conductor y nos indique de forma autónoma, al salir del trabajo por ejemplo, que en nuestro camino a casa va a haber atascos.

Además, la postura de conducción es muy cómoda, con un buen trabajo realizado en los asientos, con el sistema Energizing que proporciona una postura alta y erguida.

Por supuesto no faltan todos los asistentes a la conducción de la marca, con frenado de emergencia que reconoce ciclistas o peatones, incluso en los laterales y trasera del coche, alerta por cansancio, control de crucero adaptativo y de mantenimiento de carril.

Con todos estos valores en su cartera el nuevo Clase B llegará al mercado a comienzos del 2019 para plantarle cara a otros modelos como el BMW Serie 2 Active Tourer, pero con un gran bagaje tecnológico que lo convierte en un modelo muy útil y práctico, sin despreciar sus sensaciones al volante.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Familiar pero con más dinamismo