Un SUV compacto y con estilo

El Jeep Renegade es una buena opción para aquellos que buscan algo diferente, tanto por fuera como por dentro. Dependiendo de la versión, la altura de la carrocería al suelo puede ser de hasta 21 centímetros, lo que aumenta sus posibilidades «off-road». Hemos probado el nuevo motor de gasolina de 120 caballos, que lo mueve bien, y es muy estable con solo dos ruedas motrices.


El Jeep Renegade no se parece a la mayoría de los SUV compactos actuales. En vez de una línea afilada y con grupos ópticos rasgados, presenta unos volúmenes cuadrados y un frontal dominado por unos faros circulares que enmarcan la clásica parrilla de la marca americana. Las protecciones negras que perfilan los bajos del vehículo y los pasos de rueda, y las barras en el techo le dan un aspecto muy campero.

El interior sigue esta tónica, con gran protagonismo de las salidas de ventilación centrales y un asidero encima de la guantera que refuerza su imagen robusta. Los plásticos son oscuros, aunque según el equipamiento se pueden elegir zonas bitono y molduras de varios colores rodeando las tomas de aire y los altavoces, además de la base de la palanca de cambio. Una gran pantalla de 7 pulgadas domina el panel de instrumentos y en el medio del salpicadero hay otro panel táctil de 8,4 pulgadas.

Aunque no es muy ancho, la sensación de espacio es grande por la gran altura del techo y la distancia hasta el parabrisas, situado en posición muy vertical entre dos gruesos montantes. La visibilidad por los retrovisores exteriores es muy amplia, no tanto por la luneta posterior. Los asientos son blandos y no sujetan mucho el cuerpo. El suelo del maletero puede colocarse a dos alturas y hay pequeñas redes y argollas para sujetar objetos.

El Renegade 2019 estrena una nueva gama de motores de gasolina sobrealimentados. El que hemos conducido tiene 120 caballos y no es muy rápido en el 0 a 100, pero al igual que ocurría en el Fiat 500 eso no supone nada porque sale muy bien en cuanto hundimos el pie en el acelerador. Tiene tres cilindros, así que es ligeramente más rumoroso a bajo régimen, pero una vez en marcha se convierte en un coche muy silencioso.

El comportamiento en curva es muy estable, a pesar de tener solo dos ruedas motrices. Para optar a la tracción total hay que irse a la versión diésel de 170 caballos, que incluye un sistema de descenso de pendientes, un cambio que imita el efecto de una reductora y un mando en la consola central que permite elegir entre cuatro programas: automático, nieve, arena y barro. La versión Trailhawk incorpora uno más, para conducción sobre roca.

Equipamiento

Nuestra unidad de prueba, cedida por el concesionario Fiateira Motor, era el modelo Limited, que incluye un completo equipamiento de seguridad: alerta de cambio involuntario de carril, luces de freno traseras adaptativas, control de velocidad de crucero que mantiene la distancia con el coche de delante y aviso de ángulo muerto.

Además incorpora llantas de 17 pulgadas, faros full LED, navegador, compatibilidad con Android Auto y Apple Car Play, sensores de párking, cámara trasera, acceso y arranque sin llave, y detalles exteriores como la cola de escape.

El Jeep Renegade está disponible desde 20.500 euros en la versión básica con este mismo motor. Hay otro gasolina de 150 caballos y dos diésel de 120 y 170 caballos, y los tres pueden llevar cambio automático. Dependiendo de la versión, la altura de la carrocería al suelo puede ser de hasta 21 centímetros, lo que aumenta las posibilidades off-road. Un todoterreno compacto, y con estilo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Un SUV compacto y con estilo