Lorenzo prueba el Cupra e-Racer

Las prestaciones de los coches eléctricos en circuitos y competición sorprenden a todos aquellos que presencian las silenciosas carreras de la fórmula-e o cualquier otra manifestación deportiva con coches de emisiones cero. Seat, a través de Cupra, está implicada en el desarrollo de un coche para competir en el campeonato del mundo de turismos eléctricos del 2020.


Los pilotos del equipo Ducati de Moto GP, apoyado por la marca española Cupra, han tenido la oportunidad de conocer de cerca el Cupra e-Racer, el vehículo de carreras cien por cien eléctrico que está desarrollando la marca de Martorell.

Los dos pilotos, Andrea Dovizioso y Jorge Lorenzo, han compartido sus impresiones acerca de este impresionante automóvil de competición, que desarrolla 680 CV de potencia y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos. El Cupra e-Racer competirá en el 2020 en los circuitos de todo el mundo y demostrará que un coche impulsado por energía eléctrica también puede ser competitivo y ofrecer el mejor espectáculo.

El propio Andrea Dovizioso, piloto de Ducati en Moto GP, entrevistó a su compañero de equipo, Jorge Lorenzo. Los dos embajadores de Cupra conversaron sobre las curiosidades y peculiaridades del e-Racer, después de que el mallorquín lo probara por primera vez.

Andrea Dovizioso: ¿Qué te ha parecido el e-Racer?

Jorge Lorenzo: Es un coche bastante diferente. Por ejemplo, algo que me ha sorprendido mucho es que no tiene retrovisores. En su lugar hay cámaras que retransmiten la imagen de atrás y de los laterales al interior del vehículo.

AD: ¿Y a nivel de conducción? Recuerdo que el Cupra TCR era muy ligero y eso nos permitió aplicar un mayor empuje en las curvas. ¿Cómo es conducir un coche de competición eléctrico?

JL: La conducción es diferente a la del TCR. Lo que más me ha sorprendido ha sido la aceleración, la del e-Racer es más potente. Nunca había notado una fuerza como esta en un turismo de carreras. El sonido también cambia: recuerda el vuelo de un mosquito.

AD: ¿Y la frenada? ¿Te ha parecido diferente a la de un coche de gasolina?

JL: La principal diferencia es que hay que tener en cuenta el mayor peso del e-Racer. Por lo demás, recuerdo que el TCR también respondía muy bien cuando frenaba. Ambos dan mucha sensación de estabilidad al volante. ¿Crees que el futuro de las competiciones de motos pasa por la electrificación?

AD: Sí. Seguramente. Creo que el mayor reto es intentar que las baterías pesen menos. La técnica avanza rápido y estoy convencido de que en pocos años se logrará que sean más ligeras. ¿Y tú qué opinas?

JL: ¡Sí! Estoy seguro de que en un futuro la competición eléctrica ganará más peso, pero… creo que ninguno de los dos estaremos en activo. Lo veremos desde la televisión.

AD: Pues, ¿sabes qué? No me conformo con verlo… ¡yo también voy a probar el Cupra e-Racer!

Recientemente el Cupra e-Racer ha realizado unas jornadas de prueba en el circuito de Castellolí con Jordi Gené a su volante, donde el coche demostró su potencial. Lo que mas sorprendió a Gené fue la aceleración y también el bajo centro de gravedad del coche.

Hay que tener en cuenta que su interior alberga cuatro motores eléctricos alimentados por baterías de 6.072 celdas que pesan 450 kilogramos, el tercio del total del coche, y que van ubicadas en el suelo del mismo. Sin duda alguna, las carreras de coches eléctricos serán una parte muy importante en el futuro de la competición.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Lorenzo prueba el Cupra e-Racer