Por fin, la era eléctrica

Bajo el nombre de EQ Mercedes se lanza a una nueva era de movilidad eléctrica y en París lo escenificó con dos nuevos modelos, que compartían protagonismo con los nuevos Clase B y GLE.


De los EQ eléctricos vimos dos versiones, una ya en estado casi de serie, el EQC, que será el primer modelo que saldrá a la venta en el 2019, y otra más preciosista EQ Silver Arrow, un deportivo que rendía culto al plusmarquista de velocidad W125 de 1937.

Además, el Clase B quiere tomar nuevos bríos con un carácter más sport que antes, conservando sus virtudes familiares y ruteras.

Pero la gran novedad del stand era el GLE, el SUV con mayor éxito comercial de la historia de la marca, que en su nueva generación potencia sus virtudes off road, además de ofrecer a su conductor una nueva interfaz de conectividad, motores mejorados y otras innovaciones técnicas en su equipamiento.

También vimos el nuevo acceso a la gama AMG de la marca en un Clase A que hasta ahora no disponía de estas versiones deportivas.

EQC, UN MOTOR ELÉCTRICO EN CADA EJE

El EQC será el primer elécatrico de la marca y se pondrá a la venta en el 2019. Lleva dos motores eléctricos, uno para cada eje, con una potencia total de 300 kw, que equivalen a 408 caballos, y su autonomía se estima alrededor de los 405 kilómetros.

CLASE B, EN OTRA DIMENSIÓN

Saldrá este mismo año al mercado y es más espacioso y deportivo que el actual, incorporando además elementos de seguridad del mismo Clase S.

NUEVO GLE CON TREN DE RODAJE ACTIVO

Entre sus innovaciones, el nuevo GLE tiene un tren de rodaje hidroneumático activo que permite regular las fuerzas de amortiguación y suspensión para cada rueda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Por fin, la era eléctrica