La primera «superbike»

Hace ahora 50 años se presentó la motocicleta que cambió para siempre el mundo de las dos ruedas. la Honda CB750 supuso el Waterloo de la industria motera europea y puso los cimientos del dominio japonés en el sector.


Aunque la Honda CB750 Four se empezó a vender en 1969, fue un año antes cuando se presentó, concretamente en el Tokio Motor Show del mes de noviembre. La gestación de esta máquina legendaria fue un empeño personal de Soichiro Honda, el fundador de la marca en 1948, que en la década de los 60 ya se había convertido en uno de los mayores fabricantes del mundo. Sus modelos, además de tener éxito de ventas, ganaban competiciones, pero este emprendedor japonés tenía una espina clavada: quería lanzar una moto gorda, que rivalizara y pudiera mirar de tú a tú a las grandes marcas europeas (como Triumph o Norton) y americanas (Harley-Davidson).

Las mejores motos de la época contaban con dos o tres cilindros, como la BSA Rocket III, pero Honda sorprendió con un motor tetracilíndrico que proporcionaba una potencia y suavidad de marcha desconocidas hasta entonces. La CB750 rendía 67 caballos a 8.000 revoluciones por minuto e incluía frenos de disco, algo muy novedoso y prácticamente inédito en modelos de ese tipo. Se procuró que fuera estable hasta pasados los 160 kilómetros por hora y que fuese capaz, al mismo tiempo, de superar los 200. La moto vibraba menos y era más fácil de mantener que cualquier competidora, por no hablar del precio, 1.495 dólares en aquel entonces, que la hacían considerablemente más económica que sus equivalentes británicas.

La arquitectura de su motor, con los cuatro cilindros dispuestos transversalmente, refrigeración por aire, árbol de levas en culata, caja de cambios de cinco velocidades y cuatro carburadores, la convierten en la precursora de las de las motos modernas. También su aspecto marcó una época, hasta el punto de que la tendencia retro tan explotada hoy en día (faros redondos, llantas de radios, cromados...) bebe en buena medida de este modelo revolucionario. La CB750 estuvo en producción diez años en los que se vendieron 400.000 unidades y convirtió a Honda en lo que es hoy.

Hace poco, la casa de subastas británica H&H adjudicó una CB750 Four ?uno de los cuatro prototipos fabricados en 1968? por 230.000 euros. Es el precio de una leyenda.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

La primera «superbike»