Pocos terrenos se le pueden resistir

Hemos probado el Range Rover Velar «First Edition». se trata de una versión muy exclusiva, ya que solo estará disponible durante el primer año de vida del coche. Su atractivo diseño le ha permitido obtener numerosos premios, llegando a alcanzar recientemente el de coche más bello del mundo. Sus faros matrix led, sus manillas escamoteables , su pintura mate, sus llantas de 22 pulgadas y su gran frontal hacen que no resulte indiferente ante nadie.

.

Equipado con un motor V6 diésel de 300 caballos, el Range Rover Velar se presenta muy ágil y rápido en aceleración. Su respuesta al pedal es inmediata y esta se combina con una cómoda curva de par motor desde muy bajas vueltas. Su aspecto exterior atrae numerosas miradas y es que su frontal se muestra imponente, mientras la trasera se recorta en su parte inferior para permitir un mejor manejo por el monte. Su pintura mate también es exclusiva y solo ella vale 8.000 euros, sus llantas son de 22 pulgadas y sus faros LED matrix se muestran rasgados sobre un capó muy elevado. Su línea de techo va cayendo sobre las plazas traseras, para darle un cierto aire cupé, y remata en forma de alerón. Toda la silueta del coche, de 4,8 metros de longitud, se muestra muy limpia gracias a los tiradores escamoteables, que permiten una atractiva vista lateral y frontal 

Pero si por fuera sorprende, es dentro donde Range Rover ha puesto toda la tecnología existente. El precio de esta unidad es de 119.400 euros y en él se incluye absolutamente de todo. Los relojes son digitales y sobre esa pantalla y desde el volante podemos manejar y configurar numerosos elementos del coche. Pero lo que gusta son las dos pantallas táctiles ubicadas en el salpicadero, en donde disponemos de todo tipo de información como navegación, sonido, telefonía y conexión con el exterior mediante la utilización de apps. La tercera pantalla, ya nos permitirá manejar la climatización, darnos eficaces masajes sobre los asientos rematados en piel con la bandera inglesa, pero sobre todo poder elegir el modo de conducción que necesitamos en cada momento. Es aquí donde se diferencia el Velar del resto de su competencia. Sus mecanismos de tracción 4x4 se complementan con el diferencial trasero con bloqueo electrónico y capacidad de reductora permitiéndole afrontar lugares adonde los demás no llegan. La selección de los modos de conducción resultanmuy sencilla, ya que de forma táctil nosotros solo tenemos que indicarle al coche el tipo de superficie: barro, arena, nieve, y él solo se encarga de ajustar todos los mecanismos necesarios para poder salir de la situación.

Capacidad «off road» única

Es en este terreno donde el Range Rover Velar le gana a toda su competencia. Con sus modos táctiles de conducción es capaz de atacar el terreno más difícil sobre superficies de hielo, tierra o arena.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Pocos terrenos se le pueden resistir