Un coche capaz de aprender

Con aquella campaña que decía «algo está cambiando en Mercedes» la marca inició un desembarco a nivel mundial en sus segmentos mas pequeños. Primero fue el Clase B, pero sin duda fue el diseño del Clase A el que permitió que la marca alemana lograse captar la atención de miles de jóvenes en todo el mundo. Toca renovarlo para seguir conquistando.

.

Presentado a nivel mundial, el nuevo Clase A llegará a los concesionarios esta primavera. El objetivo no es fácil, ya que debe sustituir a uno de los modelos de más éxito de la marca. Por eso el nuevo modelo no cambia mucho su aspecto exterior, para qué arriesgar.

Sin perder ese aire juvenil y dinámico, la marca ha buscado ahora una mayor madurez en sus líneas, haciéndolas más suaves y sobre todo en su confortabilidad, mejorando el espacio en las plazas traseras, aumentando en 30 litros el maletero y sobre todo mejorando la visibilidad desde el interior en torno al 10 %, punto este último criticado por los usuarios del coche.

Pero donde realmente cambia el nuevo Clase A es en su interior. La marca quiere hacerle la vida más fácil al conductor y eso lo denomina MBUX (Mercedes Benz User Experience). Es un conjunto de sistemas que combina el manejo intuitivo y natural con un software inteligente y con capacidad de aprender gracias a la inteligencia artificial. Un mando fónico inteligente se activa con la voz y mediante un hey Mercedes le podremos decir que tenemos calor y él se encargará de bajar la climatización del coche. Algo muy semejante a Siri y con capacidad de ir añadiendo reconocimiento de palabras que vayamos utilizando habitualmente. También el navegador dispone de realidad aumentada y de los servicios On Line Mercedes Me.

Los relojes y la visera que los protegían del sol han desaparecido para dar paso a dos espectaculares pantallas de 26 centímetros cada una que se ubican bajo un mismo cristal ?tal y como podemos ver en la foto de la siguiente página?, y que sin duda se convierte en el cambio más radical del coche, al que acompañan unas nuevas toberas de ventilación iluminadas y en forma de turbina.

El nuevo Clase A podrá realizar una conducción semiautónoma con asistentes activos de distancia, asistente de dirección y la posibilidad de adaptar automáticamente la velocidad en curvas, rotondas o cruces. También es capaz de reconocer si vamos a recibir un impacto y preparar el habitáculo para que los pasajeros sufran el menor daño posible.

En cuanto a motores, la marca ofrece propulsores gasolina y diésel muy eficaces en consumo y por tanto emisiones, pero sin duda la novedad más importarte será un motor de gasolina de 1.4 litros de cilindrada, con 163 caballos, equipado con la tecnología de desconexión de cilindros, lo que permite un importante ahorro cuando no necesitamos potencia en recorridos por ciudad o carretera.

Votación
0 votos
Comentarios

Un coche capaz de aprender