Más de 2 millones de coches usados

En el 2017 se vendieron en España 2.277.000 turismos de ocasión, según los datos de la patronal Ganvam, casi un millón más que los coches nuevos nada menos. Eso sí, preocupa que el 60% de esas ventas sean coches con más de diez años de antigüedad.


El negocio de los automóviles de ocasión sigue siendo muy importante para el entorno de la automoción. Permite un entramado de pequeñas empresas dedicadas a este mercado y además sirve también para que los concesionarios canalicen automatriculaciones e incentiven a sus clientes con la recogida de sus vehículos antiguos.

Si en España ese mercado es importante, en Galicia todavía lo es más. El año pasado fueron 114.775 vehículos los que cambiaron de mano, lo que coloca a Galicia con un 5,8% de cuota del mercado español, mientras que en vehículos nuevos nuestra comunidad solo ostenta el 3,5%. Los gallegos, está claro, seguimos siendo de comprar usados.

Las previsiones para el 2018 siguen siendo buenas para los usados y según Ancove (Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos) el pronóstico es que este año el mercado crecerá todavía un 8,5% más.

Si las expectativas son buenas en términos generales, no es lo mismo el análisis profundo de las ventas, ya que sigue siendo preocupante que el 60% de ellas sean todavía de vehículos con una antigüedad superior a los diez años. Y además, como dice Ancove, con ventas sobre todo entre particulares o pseudoprofesionales que se hacen pasar por particulares. Hay que reseñar, tal y como observamos en el cuadro anexo, que el crecimiento de las ventas, a pesar de todo, aumenta más entre los vehículos de menos de tres años que entre los de más de diez, sin duda incentivado por los numerosos kilómetro cero y seminuevos que los concesionarios pusieron en el mercado el pasado año.

ENVEJECIMIENTO DEL PARQUE

Según el director general de Ganvam, Tomás Herrera, «aunque el mayor ritmo de crecimiento lo registren los usados más jóvenes, lo que es sin duda un síntoma de que la salud de nuestro mercado de ocasión mejora, no perdamos de vista que casi seis de cada diez coches de segunda mano tienen todavía más de diez años. Reducir ese margen implica ayuda externa en forma de programas de achatarramiento». Hay que tener en cuenta que esos vehículos de más de diez año suponen un doble riesgo, porque contaminan notablemente más que los vehículos modernos y además gozan de menos medidas de seguridad, y en muchos casos de un estado de conservación precario.

CANALES DE VENTA: INTERNET

En los últimos años, Internet se ha desvelado como el canal preferido por los particulares para realizar sus compras o ventas de coches de ocasión. Plataformas como milanuncios.com, segundamano.es o las especializadas como coches.net o autoscout24.es, entre otras, han acabado con las ventas callejeras, aunque también con un buen número de las tradicionales compraventas.

En Galicia también gozan de mucho éxito los salones de autocasión, que se organizan en las cuatro provincias y donde se puede contemplar en vivo una gran oferta.

También los grandes grupos comercializadores gallegos prestan mucha atención al mercado de ocasión y en los últimos años han creado firmas dedicadas al vehículo usado con instalaciones propias, creando puestos de trabajo.

Lo que parece haber perdido interés es el recurrido mercado alemán, donde hasta hace algunos años buscaban gangas muchos españoles.

CONSEJOS PARA COMPRAR

A la hora de comprar un coche usado lo más aconsejable es hacerlo en un canal profesional, concesionarios o compraventas, por la garantía que acarrea la operación.

Si compramos a un particular hay que tener en cuenta numerosas cuestiones. En primer lugar asegurarnos de que la documentación del coche esté en regla, con ITV pasada. También es importante tener un certificado de tráfico que nos asegure que el coche está libre de cargas como multas o embargos. El siguiente paso es cumplimentar un contrato de compraventa.

Con todo esto la parte más delicada es la de comprobar que el coche que compramos esté en buen estado y para eso nada mejor que recurrir a algún mecánico profesional, antes de realizar la operación.

Hay que revisar la chapa, los bajos de los coches (ojo con la corrosión en zonas de costa), el interior del vehículo, mirando el desgaste de volante, pomo o pedales, desconfiando de los que hayan cambiado estos elementos. Comprobar pérdidas de aceite bajo el coche y sobre todo realizar una prueba a fondo para verificar el funcionamiento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Más de 2 millones de coches usados