Tiembla, TMAX

A Yamaha le ha salido un competidor muy serio. El Kymco AK 550 llega con más potencia, un diseño muy agresivo y un precio sin rival en su segmento. el trono de los maxiescúteres deportivos está en juego.

.

Redacción

El Kymco AK 550 tiene una estética futurista, con un frontal afilado y muchas líneas rectas y planos cortantes. Los faros son led y los retrovisores van situados sobre la carrocería, por lo que los tenemos siempre en nuestra perspectiva. La pantalla se puede regular manualmente en dos posiciones, pero necesitaremos herramientas.

El arranque y la apertura del baúl y del depósito sin llave es uno de los detalles tecnológicos de esta moto, junto a un cuadro de instrumentos digital muy luminoso y dividido en tres sectores. El panel derecho muestra velocidad, temperatura del motor y nivel de carburante; y el izquierdo las revoluciones y el ordenador de abordo, que incluye la carga de la batería y la presión de los neumáticos. La pantalla esférica central se puede sincronizar con el móvil y podemos configurarla para que muestre nuestras fotos.

Motor

Después de probar el AK 550 durante una semana en todas las condiciones, sol, lluvia, frío, calor… podemos decir que esta es una moto espectacular. En seco se pega al asfalto como una lapa y se puede inclinar más de lo que dicta la lógica sin que haga un mal gesto. Un golpe de acelerador deja atrás a todos los coches y alcanza los límites legales de velocidad, con un sonido grave que llama la atención. Rinde 53 caballos, ocho más que su rival japonesa, aunque también pesa 15 kilos más.

La posición es cómoda, con los brazos ligeramente flexionados hacia abajo. La plataforma para los pies no es muy amplia, pero podemos llevar las piernas semiestiradas. La pantalla protege bien el pecho, la hemos llevado en su punto más bajo y no crea turbulencias. En cambio, de cintura para abajo se cuela bastante aire.

Las suspensiones son doctor Jekyll y Mr. Hyde, la horquilla invertida delantera se hunde mucho en las frenadas mientras que el monoamortiguador trasero es bastante firme. El ABS funciona de forma extraordinaria y en combinación con las pinzas radiales Brembo la seguridad es total.

Disponible solo en color negro, el Kymco AK 550 cuesta 9.949 euros, 2.300 euros menos que la TMAX y 1.700 euros menos que la BMW C 650 Sport. Una diferencia de dinero notable que podemos invertir en equiparnos a tope.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Tiembla, TMAX