Ferrari: lo que se esconde bajo la piel

Si viajan a Londres, no se la pierdan. Hasta el 15 de abril del 2018 se puede contemplar en el Design Museum de la capital británica la exposición «Ferrari: Under the Skin», un recorrido a través de 70 años de pasión, glamur e innovación de una de las marcas de automóviles más icónicas. Ver modelos míticos como el 250 GTO o el F40 y toda la tecnología e historia que hay tras su fascinante diseño exterior es una experiencia única para cualquier aficionado al mundo del motor.


Redacción

En Londres, y más en el barrio de Kensignton, los Ferrari se pueden ver aparcados en la calle como si tal cosa. Pero junto al Holland Park, en el Museo del Diseño, estos días se exhiben algunos de los modelos más increíbles del fabricante italiano, desde el inicial 125 S de 1947 -una maravilla de la ingeniería creada durante un periodo en que la economía italiana estaba devastada tras la Segunda Guerra Mundial- hasta un LaFerrari Aperta del 2016, que incorpora el sistema de regeneración de energía KERS derivado directamente de la Fórmula 1.

En medio, iconos como el F40, que dejó casi sin palabras al propio Enzo Ferrari poco antes de su muerte; un Testarossa Spider modificado especialmente por Pininfarina para el entonces presidente de Fiat, Gianni Agnelli; un Daytona de 1973 (365 GTB4, aunque se le conoce con el nombre de la ciudad americana tras haber copado los tres primeros puestos en las 24 Horas de 1965); un 275 GTB4 en azul celeste (1967), considerado el Ferrari más bello de todos los tiempos; un 250 GTO, el 500 F2 de Alberto Ascari, el 166 MM que dio los primeros triunfos deportivos a la marca en carreras como la Mille Miglia...

Diseñada por la española afincada en Milán Patricia Urquiola, la muestra analiza el proceso de creación de un Ferrari, desde los bocetos y planos a los modelos de arcilla y de madera, incluyendo pequeños coches a escala que se utilizan para probar las condiciones aerodinámicas de los coches; o el chasis y la estructura tubular de algunas creaciones de Maranello.

También hay abundante material de competición, como una galería que repasa evolución de los cascos de los pilotos a lo largo de los años; motores de Fórmula 1 de ayer y hoy; trofeos, y hasta es posible sentarse en el asiento de un Ferrari mientras se contemplan los coches que nos hacen soñar. 

Votación
0 votos
Comentarios

Ferrari: lo que se esconde bajo la piel