2017, el año que volvimos a la gasolina


En el último ON Motor del año en La Voz de Galicia toca hacer resumen, recordar las cosas más importantes que acontecieron a lo largo de los últimos doce meses y valorar como influirán en el futuro. Tenemos que hablar del año de los SUV (Sport Utility Vehicles), ese tipo de automóvil que parece haber conquistado el corazón de media Europa, tal vez porque la ciudad se haya convertido en una jungla de asfalto y para la jungla nada mejor que un todoterreno, aunque solo sea en apariencia. Nada más y nada menos que hasta quince nuevos modelos SUV vieron la luz a lo largo de los últimos doce meses, desde los pequeños, que fueron los más, hasta los grandes y lujosos como el Urus de Lamborghini o el Velar de Range Rover. Seguirán llegando más SUV en los próximos meses, tal vez porque ya nos hemos olvidado de los hasta hace poco imprescindibles monovolúmenes o tal vez porque tener una berlina común y corriente ya parezca vulgar.

Pero el vuelco más importante, al margen de los gustos estéticos alrededor de un tipo u otro de carrocería, se ha producido en los carburantes. Los españoles llevábamos quince años apegados al diésel, ese pringoso combustible que nos permitía ahorrar un poquito a costa de lanzar peligrosas partículas por el escape del coche. Pero entre el «dieselgate», Carmena y Colau, que mandaron parar, y la salida de la crisis, que nos permite más alegrías (¿?), resulta que en el 2017 hemos ido a los concesionarios a buscar tantos coches de gasolina como diésel. E incluso hemos ido a comprar también los híbridos y en menor medida hasta los eléctricos. Los tiempos están cambiando, que diría Dylan. Y ahora sí que creo que pronto tendremos nuestro cupo del 10% de híbridos y eléctricos en el mercado español y que la gasolina enterrará al diésel, al menos en nuestro corazón, porque en los surtidores no será tan drástico ese cambio.

A nivel de grupos automovilísticos, el 2017 será recordado como el año en el que PSA absorbió Opel/Vauxhall, la división europea de General Motors. Y en nuestra órbita gallega Monsieur Tabares nos bendijo con un nuevo hijo mecánico que nacerá en poco tiempo, eso sí, después de que tres nuevas furgonetas lleguen en el 2018 al mercado mundial desde la factoría de la Zona Franca viguesa. Esa que hace los deberes siempre que se lo piden desde París.

En el plano deportivo Galicia mandó con mano de hierro en el Campeonato de España de Ralis, con Iván Ares y José Pintor, campeones, pero también con la armada de los Burgo, Vallejo, Muñiz, Pardo, Díaz o Blach. Mientras, en la órbita mundial Alonso y Sáinz quedan acogidos el próximo año bajo el rombo, aunque con distintos colores. Sobre dos ruedas Márquez, Pedrosa, Lorenzo y Viñales han cumplido con sus expectativas.

Y no podíamos olvidar tampoco que el 2017 nos está enseñando que la propiedad del coche ya no es tan importante como hace tres o cuatro décadas, donde si no tenías uno te miraban como el raro de la familia. Ahora lo puedes disfrutar a plazos con un «leasing» y después devolverlo, o lo puedes alquilar por minutos en la capital de España para después devolverlo también, porque parece que eso de comprar, pagar seguros, pasar ITV y alquilar plaza de garaje cada vez nos gusta menos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

2017, el año que volvimos a la gasolina