Un SUV bonito y muy rápido

Alfa Romeo no ha defraudado con su primer SUV. El Stelvio tiene un diseño que atrae las miradas y el mismo tacto de dirección deportivo que ya probamos en el Giulia. Acelera de o a 100 en 6,6 segundos, una cifra mucho menor que sus rivales.

.

Redacción

Cuando una marca con la historia y el carácter deportivo de Alfa Romeo anunció que iba a lanzar su primer SUV la atención en todo el mundo fue máxima. Las expectativas no se han visto defraudadas y el Stelvio se ha convertido en uno de los automóviles más deseados, con una imagen atractiva, marca de la casa italiana, y un comportamiento excepcional. Tiene un diseño musculoso y con una cintura muy alta que lo hace parecer más grande de lo que es. El frontal, con la parrilla triangular y los grupos ópticos alargados, es similar al del Alfa Giulia, un modelo con el que tiene muchos puntos en común. Los pasos de rueda y toda la parte inferior de la carrocería están protegidos con plástico negro, y el doble escape trasero refuerza una estética poderosa.

El interior tiene un acabado muy bueno. Sobresalen los asientos, muy cómodos, que sujetan bien y con un cuero de superior calidad al que se encuentra en modelos de otras marcas. Los huecos y guanteras están forrados de terciopelo y cuentan con iluminación led, al igual que los tiradores exteriores. Hay inserciones de madera en algunos puntos y en general se respira una atmósfera elegante y moderna. La visibilidad trasera está limitada por la escasa altura de la luneta, pero los enormes retrovisores exteriores compensan esta situación.

El espacio es suficiente para cuatro pasajeros, pero hay que tener en cuenta que el Stelvio es un SUV de tamaño medio, no llega a los 4,70 metros. El maletero tiene 525 litros de capacidad y alberga un subwoofer o altavoz para graves. Unos tiradores permiten abatir los asientos, pero no bajan automáticamente. El portón tiene apertura y cierre eléctricos y su altura se puede regular en varias posiciones.

Motor

Hemos conducido el Stelvio con motor diésel de 210 caballos y lo primero que llama la atención es que no suena a diésel, solo cuando lo arrancamos. De hecho, es un coche tan silencioso que casi echamos de menos un sonido un poco más agresivo del motor que revele sus cualidades deportivas. Este coche acelera de 0 a 100 en solo 6,6 segundos, una cifra excepcional para un vehículo de su tamaño y potencia. Es muy ágil y se siente más como una berlina que como un SUV. El par máximo se obtiene a muy bajas revoluciones y ello hace que la respuesta del acelerador sea inmediata, pero progresiva 

En el Giulia que probamos hace unos meses nos sorprendió especialmente la dirección. La del Stelvio es igual de precisa, pero por sus mayores dimensiones y peso se aprecian algunas inercias que desaparecen cuando ponemos el selector en el modo Dynamic. El paso por curva es muy rápido y estable, y la suspensión firme sin llegar a dura. Los frenos también están a la altura y aportan mucha seguridad. La distancia al suelo es de 20 centímetros, por lo que podemos meternos por caminos pedregosos sin miedo a dañar los bajos del vehículo, pero siempre teniendo presente que no es un todoterreno.

El cambio automático de ocho relaciones funciona de forma muy suave y sin que se aprecie salto entre las marchas. El consumo medio oficial es un poco optimista, pero lo cierto es que se puede estar cerca de los 6 litros, lo cual de nuevo es un dato extraordinario para un coche de este tipo. El coeficiente aerodinámico es de los más bajos de su categoría.

Equipamiento

Todos los Stelvio incluyen de serie climatizador bizona, sensores de parking traseros, acceso sin llave y portón eléctrico. La pantalla principal, de 8,8 pulgadas, no es táctil, se maneja desde una rueda situada en la consola central. Puede dividirse para mostrar por ejemplo el navegador y el sistema de audio a la vez, y ofrece información de diagnóstico y de conducción eficiente. Faros bixenón adaptativos, alerta de salida de carril, avisador de colisión frontal y llantas de 20 pulgadas son algunos de los extras que incluía nuestro modelo de prueba, cedido por el concesionario Fiateira Motor. 

El Alfa Romeo Stelvio está disponible desde 36.000 euros en su versión diésel de 150 caballos y tracción trasera. A partir del motor de 180 caballos ya se ofrece con tracción total y en gasolina hay versiones de 200 y 280 caballos. Hoy en día hay SUV para todos los gustos, pero pocos con el comportamiento deportivo del Stelvio. Es muy rápido acelerando, tiene grandes cualidades dinámicas y es muy confortable. ¿Qué más podemos pedir?

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Un SUV bonito y muy rápido