Porsche gana el Mundial de Resistencia

El segundo y tercer puesto en la penúltima prueba, celebrada en Shanghai, permitió a Porsche defender con éxito los títulos de Pilotos y Constructores en una especialidad que abandona este año para centrarse en los coches eléctricos de la Fórmula E.

.

El equipo Porsche LMP del Mundial de Resistencia (WEC) acaba de regresar a Stuttgart con el trofeo de constructores por tercera vez consecutiva. El trío de pilotos oficiales, compuesto por Earl Bamber (Nueva Zelanda), Timo Bernhard (Alemania) y Brendon Hartley (Nueva Zelanda), terminó en la segunda plaza en la carrera de seis horas de Shanghai, celebrada el pasado domingo. Sus compañeros con el coche gemelo, el campeón del mundo saliente Neel Jani (Suiza), André Lotterer (Alemania) y Nick Tandy (Gran Bretaña), acabaron terceros en China. Una incidencia técnica al principio de la prueba los retrasó.

La victoria en esta octava de las nueve carreras que componen el WEC fue para Toyota. Hasta la vuelta 174 de las 195 de que constaba la carrera parecía que el título de constructores permanecería abierto hasta la última prueba, que tendrá lugar dentro de una semana. Pero entonces, el segundo Toyota tuvo que parar en boxes para ser reparado después de una colisión, y cada uno de los dos Porsche 919 Hybrid subió un puesto.

Andreas Seidl, director del equipo, fue deportivo y declaró: «Lo primero de todo, felicito a Toyota por su gran rendimiento en la carrera de hoy. Enhorabuena también a Earl Bamber, Timo Bernhard y Brendon Hartley por el Campeonato de Pilotos (...). No ha sido una situación fácil la de los últimos meses, especialmente después del anuncio realizado de parar al final de esta temporada».

Porsche dejará los prototipos del Campeonato del Mundo de Resistencia para centrar sus esfuerzos en su entrada en la Fórmula E en el 2019, cuando se liberalicen los monoplazas de la categoría eléctrica. La Fórmula E parece ser el futuro de la competición automovilística y la marca alemana no se quiere quedar atrás. Los de Stuttgart se uniran así a Audi, BMW, Mercedes, Renault y DS, que ya saben qué es competir en una categoría 100% eléctrica. De hecho, ya han dado los primeros pasos para la construcción de su primer monoplaza de Fórmula E.

Fritz Enzinger, vicepresidente del Proyecto LMP1, señaló que la carrera de Shanghai «escribe otro capítulo de una increíble historia de éxito, que en breve llegará a su fin. Por conseguir seis títulos mundiales y tres triunfos absolutos en Le Mans, este equipo merece los mayores elogios. Con un gran espíritu de equipo y una buena dosis de diversión, todos tenían un objetivo común: ganar carreras para Porsche». Ahora pasarán de un coche de 1.300 caballos y 400 kilómetros por hora de velocidad punta a otro que alcanza los 220 como máximo.

Votación
0 votos
Comentarios

Porsche gana el Mundial de Resistencia