La moto busca su sitio

Más de tres millones de motos y ciclomotores se mueven por las ciudades y carreteras españolas, y apenas se ha pensado en los motoristas. Son los grandes olvidados. Tráfico y expertos del sector ya trabajan en planes específicos para elevar la seguridad de las motos.

.

Redacción

La moto es, para muchos, la gran olvidada del tráfico. «En seguridad vial hemos pasado de preocuparnos del automóvil a hablar de las bicicletas. Y nos hemos olvidado de las motos». Lo tiene claro Pere Navarro, ex director general de Tráfico y en la actualidad asesor de Pons Seguridad Vial, cuando explica que las motos necesitan la máxima atención porque «están siendo las grandes protagonistas de la movilidad en nuestras ciudades». El uso de motocicletas y ciclomotores no ha dejado de crecer, y ya representa el 15 % del parque móvil de España. Por eso se hace necesario un nuevo tratamiento para estos vehículos, en especial en las ciudades. La DGT ya trabaja en un nuevo plan de seguridad para la moto, y la patronal del sector, Anesdor, y la consultora Pons han elaborado un manual de recomendaciones para mejorar la seguridad de los moteros y del conjunto de usuarios en ciudades y carreteras.

Demasiadas muertes

El aumento del parque de motos y ciclomotores ha supuesto también un preocupante incremento de la siniestralidad de este tipo de vehículos. A finales de octubre ya habían muerto 162 motoristas en accidentes ocurridos en las carreteras españolas. El propio director general de Tráfico, Gregorio Serrano, está convencido de la necesidad de impulsar una revisión del plan de seguridad vial para motocicletas y ciclomotores.

Señales específicas

Tráfico está trabajando en la implantación de una señalización específica para motoristas. Se trata de ofrecerles una información precisa y clara sobre las condiciones de una determinada vía, sobre su peligrosidad y, en especial, sobre el trazado de las curvas. El objetivo es conseguir que los amantes de la moto puedan adoptar las medidas necesarias para evitar accidentes. La Dirección General de Tráfico también señalizará los puntos negros para motoristas.

Motoristas más formados

Las medidas de mejora de las infraestructuras y de la señalización solo surtirán efecto, a juicio de los responsables de Tráfico, si van acompañadas de una mejor formación vial para los propios motoristas, tanto desde el punto de vista de su responsabilidad como conductores como de la adquisición de una mayor destreza en el manejo de las motocicletas. Galicia ha tomado nota y la Consellería de Infraestruturas acaba de organizar en las cuatro provincias cursos de conducción segura para los motoristas, que son uno de los colectivos vulnerables del tráfico.

Motos de reparto en la ciudad

El gran reto con motos y ciclomotores es su incorporación al tráfico urbano. El auge del comercio a través de Internet está disparando el reparto de paquetería en vehículos de dos ruedas. Y eso se está convirtiendo ya en un problema, sobre todo en las grandes ciudades. La gran apuesta de este siglo es diseñar ciudades más amables en las que puedan convivir coches (estos cada vez en menor medida) con peatones, bicicletas y motos.

Guardarraíles más seguros

El Congreso aprobó este año la eliminación progresiva de los guardarraíles tradicionales por otros más seguros en los que la caída de una moto no sea una tragedia. Los titulares de las carreteras ya colocan las nuevas biondas.

Votación
0 votos
Comentarios

La moto busca su sitio