Grande y todoterreno

El Nissan X-Trail es un Qashqai hipervitaminado, con mucho espacio para los pasajeros de atrás, posibilidad de llevar hasta a 7 personas y un maletero más amplio. Hemos probado la versión diésel de 130 caballos, que son suficientes para mover el coche con soltura. Si queremos un SUV asequible y con buenas aptitudes «off-road», este es el modelo apropiado.

.

Redacción

El rey de los SUV tiene un hermano mayor que acaba de ser renovado este año. El Nissan X-Trail se parece ahora mucho más al Qashqai, pero es más grande, puede llevar a 7 personas y tiene un maletero con mayor capacidad. Además la altura de la carrocería al suelo es de 21 centímetros, por lo que es más apto para hacer conducción todoterreno.

El X-Trail mide 4,69 metros, 30 más que el Qashqai. Exteriormente es muy parecido, especialmente el frontal con la nueva parrilla de Nissan en forma de U y unos grupos ópticos rasgados. La anchura es similar, pero crece también a lo alto, con lo que los pasajeros de mayor talla viajan más holgados. Unos listones cromados adornan los spoilers y aportan elegancia dentro de la robustez general del vehículo.

En el interior encontramos la misma disposición de mandos del Qashqai, del que copia incluso el volante achatado por abajo. La calidad percibida es buena y las butacas delanteras son enormes. En la consola central, junto a los huecos portabebidas, hay unos botones para calefactar los asientos y en medio un hueco que en las versiones 4x4 ocupa una rueda para controlar los modos de tracción.

El maletero tiene 565 litros, 125 más que el Qashqai. Conserva el práctico doble fondo con una bandeja que, además, puede emplearse como separador de espacios. La banqueta trasera puede moverse para ganar espacio para la carga o para los ocupantes. En las versiones con tercera fila de asientos la capacidad baja a 135 litros si estos están desplegados. La operación para abatirlos se realiza de forma sencilla.

Hemos probado el X-Trail diésel de 130 caballos, hay otra de 177 caballos pero la diferencia en el 0 a 100 es de solo un segundo, así que tampoco vamos a ganar mucho. Además, este motor mueve con mucha soltura al coche, tanto en aceleración como en recuperaciones, y siempre de un modo muy progresivo, sin tirones. No es muy ruidoso y de todas formas se ha mejorado la insonorización en las plazas traseras con unos pasos de rueda mejor aislados y unas ventanillas más gruesas.

Electrónica

Una de las dudas que teníamos es si la estabilidad iba a verse reducida teniendo en cuenta la mayor altura de la carrocería. Nissan ha dotado al X-Trail de varios sistemas electrónicos que lo resuelven: por un lado, ajusta la presión de los frenos de forma individual sobre cada rueda para ayudarnos a seguir una trazada óptima en todo el giro. En los baches acciona el freno suavemente para evitar el balanceo y mejorar la comodidad de los ocupantes.

Las versiones con tracción 4x4 cuentan con un sistema inteligente que mide si las ruedas patinan y distribuye inmediatamente el par motor, hasta un 50 %, en el eje trasero.

El nuevo X-Trail destaca por la gran cantidad de ayudas a la conducción, muchas de las cuales son de serie. Dispone de sistema anticolisión frontal con detección del peatón, alerta de cambio involuntario de carril, cámara de visión trasera y asistente de aparcamiento inteligente. También incorpora control de ángulo muerto, detección de objetos con visión de 360 grados, reconocimiento de señales de tráfico y luces con cambio automático de cortas/largas.

Nuestro vehículo de prueba, cedido por el concesionario Antamotor, era la versión Tekna, que incluye de serie luces led adaptativas, sistema de sonido Bose con 12 altavoces, techo panorámico y portón trasero con apertura eléctrica y sin manos. Como extra llevaba una preciosa tapicería en cuero marrón, que supone un sobrecoste de 400 euros respecto a la negra.

El Nissan X-Trail está disponible desde 25.800 euros en su versión de gasolina de 163 caballos y 5 plazas, con acabado básico Visia. Es una cifra baja si tenemos en cuenta la habitabilidad interior de este coche y lo comparamos con sus rivales. La tracción total es exclusiva de las versiones diésel y a igualdad de motor supone alrededor de 1.200 euros más, igual que si se opta por las versiones de 7 plazas. Es un todoterreno amplio y capaz, con mucha tecnología de la que no se ve, pero que resulta de gran ayuda. Lo notaremos al conducirlo.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Grande y todoterreno