El futuro llega por aire

¿Se atrevería usted a subirse a un dron no tripulado para que le llevase de un lado a otro de su ciudad igual que un taxi? Pues prepárese porque ya está en pruebas el Volocopter, que lucía en el Salón de Frankfurt al ser un proyecto en el que interviene Daimler.

.

El Volocopter puede revolucionar el transporte público de las ciudades y acabar no solo con los taxis, sino hasta con Uber o Cabify. Para él no hay atascos porque viene por el aire a modo de mestizo entre helicóptero y dron. Eso sí, sin piloto porque su vuelo se realiza de forma autónoma. Otra cosa es que usted vaya a confiar en él. El proyecto, en el que interviene la automovilística Daimler, ya ha empezado sus pruebas sobre el terreno en Dubai, donde voló a 200 metros de altura en un viaje de cinco minutos

Pero el Volocopter es, de momento, una utopía y antes que él tendrán que llegar los coches autónomos, con sus problemas de interrelación en un entorno saturado de vehículos y donde no todos serán además autónomos. En este sentido en Frankfurt se vieron vehículos muy interesantes, como por ejemplo el Smart Vision EQ. Si ahora mismo Smart tiene un gran negocio en los coches de carsharing, alquiler en la propia calle por minutos u horas, el futuro podría ser el de un Smart autónomo y eléctrico que ya no habría que ir a buscar al punto donde esté aparcado, sino que se acercaría al usuario que lo reclame a través del móvil. Una vez dentro, solo tendríamos que decirle a dónde queremos ir y se pondría en marcha de forma autónoma. Muy cómodo y practico.

Y si no queremos ni drones voladores ni coches de alquiler, nos quedan los SUV, que en Frankfurt salían de las moquetas como las setas.

Algunas marcas están muy involucradas en este concepto, como BMW, que creó los SUV cupeizados y mostró un avance de lo que en 2018 será su SUV insignia, un gigantesco X7 que llegará para rivalizar con el Porsche Cayenne, el Audi Q7 o el Mercedes GLS.

Y otra marca con tradición todoterreno, pero que supo crear el primer todocamino mediano como el Toyota RAV4, presentaba en Alemania su nuevo Land Cruiser, que evoluciona hacia el SUV de asfalto sin abandonar su estética característica.

Por tierra y por aire llega una revolución en el concepto del transporte.

Votación
3 votos
Comentarios

El futuro llega por aire