¿Viajar o acampar?

¿Caravana, autocaravana o «camper»? Este último concepto está cada vez más en auge, al ofrecer todas las ventajas de una casa motorizada pero con una inversión considerablemente menor. Son furgonetas de serie adaptadas para acampar con ellas y en el reciente Caravan Salon de Dusseldorf Fiat mostró su última apuesta.

.

Este año se prevé un mercado europeo de camper de más de 105.000 unidades, con un aumento del 10% respecto al año anterior, ya significativamente en crecimiento. Esto significa que, después de la crisis mundial que comenzó en el 2009, el sector ha vuelto a activarse, registrando desde entonces un aumento del 60% en las ventas. Los camper, vehículos recreativos que se basan en un furgón, ocupan una cuota de aproximadamente el 30 % en el mercado del autocaravanismo. Estos datos son un claro indicio de un retorno a la tendencia generalizada de vivir de forma natural, de buscar nuestra propia relación con el entorno. El camper es cada vez más un facilitador del estilo de vida, no un simple vehículo de vacaciones, sino una herramienta de libertad para ir donde queramos y cuando queramos.

El concepto de vehículo recreativo surgió en los años 20 del siglo pasado, cuando el automóvil superó su estatus elitista entrando de forma generalizada en la colectividad. En esos mismos años, algún pionero del turismo al aire libre imaginó que podía disfrutar del automóvil no solo como un simple medio de transporte, sino también como un medio polifacético y recreativo.

El verdadero punto de inflexión en la difusión de los vehículos diseñados para acampar se produjo a finales de los años 60. Este tipo de turismo se puso de moda entre la generación joven -era la época del movimiento hippy y flower-power- y marcas como Fiat respondieron de inmediato a las nuevas necesidades. En 1967 presentó el 238, vehículo del que este año se cumple su cincuenta aniversario. Se enorgullecía de una excelente capacidad de carga en comparación con los estándares de la época y, sobre todo, introdujo una arquitectura “todo hacia delante”, con motor y tracción delanteros, especialmente adecuada para la transformación camper, al dejar un gran espacio detrás de la cabina para el módulo vivienda.

La apuesta de Fiat encontró su máxima expresión con la generación del Ducato del 2006, el primer modelo en ser desarrollado técnicamente partiendo de las necesidades de transformación en camper. En Düsseldorf, del 26 de agosto al 3 de septiembre, se celebró el Caravan Salon 2017, el mayor evento mundial dedicado al sector de los vehículos recreativos y la marca italiana mostró el Show Vehicle Ducato 4x4 Expedition 2017, construido en la variante con tracción total, que abre nuevos horizontes.

La tracción total es de tipo permanente, con dos cajas de reenvío y una junta viscosa central de funcionamiento automático. El dispositivo asegura la distribución perfecta del par motor entre las ruedas delanteras y traseras, optimizando la tracción sobre barro, nieve y arena. La cadena cinemática está descentrada, para no ocupar demasiado espacio debajo del chasis y no limitar así la facilidad de equipamiento, desde siempre una de las características clave del Ducato camper. La nueva tracción 4x4 también incluye sistemas de seguridad del Ducato, como el control electrónico de estabilidad ESC. De esta manera, el Ducato 4x4 garantiza un agarre seguro del vehículo incluso en caso de plena carga, algo muy habitual si se usa como camper.

Votación
13 votos
Comentarios

¿Viajar o acampar?