Es más caro, pero en Galicia triunfa

Hemos probado la versión Executive Tecno del Lexus RX 450h, la preferida por los compradores gallegos del mega SUV japonés: el 93 % de los clientes se decantan por este modelo de 83.000 euros, frente al más modesto «business» de 70.600. Tienen pasta, pero desde luego saben elegir.


A simple vista, impone, sobre todo si se contempla de frente, con esa dura expresión que le ofrece su parrilla con el nuevo diseño en forma de flecha que Lexus ha incorporado a sus modelos y las ruedas acomodadas a unas impresionantes llantas de aleación de 20 pulgadas. Pero ese aspecto de tipo duro que se gasta el RX 450h, el gran rival de modelos de éxito en España como el Audi Q7, el BMW X5 o el Volvo XC90, se suaviza cuando nos ponemos a sus mandos. Para empezar, porque es un híbrido con motores eléctrico y de gasolina que suman 313 caballos de potencia pero que cuando se pone en marcha y recorremos los primeros metros apenas emite un leve susurro. De hecho, a veces dudas si está encendido y solo lo puedes comprobar (aparte de un vistazo al indicador del panel) dándole un toquecito al acelerador.

Esta sensación de suavidad que se apodera de nosotros mientras nos apoltronamos en el asiento de cuero permanece durante el resto del viaje, porque este Lexus está diseñado, ante todo, para disfrutar de la conducción, empezando por el techo solar panorámico que le da una luz especial. En el parabrisas aparecen proyectados los datos de crucero y desde un joystick similar al que utilizan los smartphones se pueden controlar las funciones de la pantalla multimedia. Y es que no nos engañemos, quien compra un coche de 83.000 euros, por mucha apariencia y tecnología de todoterreno que tenga, busca, aparte de la distinción estética que le brinda, un vehículo cómodo y bien equipado con las tecnologías más avanzadas que hoy en día se puedan incorporar a un automóvil.

En Galicia se produce, además, un fenómeno curioso con el Lexus RX 450h. Aunque hay un acabado más barato, el denominado Business, tiene más demanda el Executive Tecno, que vale 13.000 euros más, mientras que en grandes capitales como Madrid y Barcelona, o en el sur de España, la proporción es inversa.

Dejando de lado las lecturas socioeconómicas de esta realidad, que las tiene, estamos hablando de un coche que lleva, entre otras delicatessen, faros Bi-LED con sistema automático de luces de carretera, pantalla multimedia de 31,2 cm. o sistema de detección de ángulo muerto. Para paladares muy finos.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Es más caro, pero en Galicia triunfa