Alfredo Martínez Cuervo: «Trabajo desde que tenía solo 11 años»

Alfredo Martínez Cuervo dirige en la actualidad uno de los grupos más grandes del automóvil en el noroeste de España. bajo el nombre de Resnova, la empresa comenzó su andadura en sectores como el cerámico y vinícola, empleando a cientos de personas en España, México y EE.UU.

.

A traído por su pasión por la marca BMW, Alfredo Martínez, que comenzó su vida profesional trabajando y estudiando al mismo tiempo, ha creado hoy todo un imperio dedicado a los sectores de los coches, la cerámica y los vinos y, como él mismo dice, ya tiene el relevo en sus cuatro hijos, dos de ellos trabajando desde México y los otros dos, desde España. Aprovechando sinergias, Resnova ha logrado convertirse en uno de los grandes grupos de automoción del Noroeste de España.

¿Cuándo nace el Grupo Resnova y cómo llega al mundo de la automoción?

Nací en Cudillero, Asturias, el 5 de marzo de 1943. Aquellos años fueron llamados los de la época de la fame. Los chicos de mi edad, paisanos míos, iban con 11 años a ganarse el pan en las procelosas aguas del Cantábrico. Yo estudié, pero al mismo tiempo trabajaba. Como había necesidad urgente saqué, estudiando y trabajando, la carrera de Magisterio en un año. Con 20 años fui profesor de un Colegio Libre Adoptado en Sahagún de Campos. Me pagaban 5.000 pesetas al mes. Tenía un montón de asignaturas aprobadas, como libre oyente, de filosofía y letras en la Universidad de Oviedo. Los profesores me guardaron las notas para el año siguiente. Entonces me fui a Salamanca, que «enhechiza la voluntad de volver a ella a todos los que de la amabilidad de su vivienda han gustado». En dos años acabé tercero, cuarto y quinto. Acabada la carrera, muy joven, me propusieron quedar de profesor en la Universidad de Salamanca. No era mi vocación. Posteriormente realicé varios Máster, entre ellos el Padre del IESE. Insisto, siempre trabajando y estudiando. Fui profesor en colegios importantes, por ejemplo en Retamar en Madrid. Quiero recalcar esto para que los jóvenes de hoy sepan lo que hacíamos los ahora llamados mayores (tengo 74 años) y seguimos en el tajo.

Pasemos al campo profesional: Comencé desde abajo con 28 años en una empresa textil, en el estado de Tlaxcala en México, con 10 trabajadores. En 10 años teníamos 700 trabajadores con varias fábricas en Santa Ana Chiautempan y una comercial en New Jersey. Era la década de los 70. En 1979 compramos una mina de carbón a Altos Hornos de Vizcaya. Yo fui el principal accionista y consejero delegado. No tenía ni idea, pero no me quedó otro remedio que mandar, dirigir y enseñar. En 1983 compré una cerámica muy moderna en Pantoja en Toledo. En 1987 compré otra cerámica en Alcalá de Henares: Cerámica Moderna e Industrial Cerámica Moderna. Desde esa época somos ceramistas. En el año 2000 dejé la minería del carbón. En todo este tiempo dirigía las empresas de México y Estados Unidos. En el año 1995 inauguramos Ceranor, en Valencia de Don Juan, situada estratégicamente en el centro del cuadrante noroeste de la península, que se ha consolidado como empresa pionera y líder en la fabricación de cerámica estructural. En este complejo industrial contamos con las dos fábricas más modernas y grandes de España, junto con dos cogeneraciones. En el año 2000 comenzamos a instalar cerámicas en México, en el Estado de Tlaxcala. Hoy contamos con cuatro fábricas muy modernas y tecnológicamente muy avanzadas.

En el sector de la automoción iniciamos nuestra andadura en el año 1996. Como residente en México, yo tenía en el año 1982 un coche Mercedes. Pensé que no podía ir a la mina con un Mercedes, porque llamaba la atención en aquella época en un ambiente minero. Lo vendí y compré el primer BMW. Necesitaba un coche bueno y seguro. Hacía muchos kilómetros al año, casi siempre estaba fuera de mi casa, por lo que a partir de esta fecha me hice cliente incondicional de la marca BMW. Por este motivo, en el año 1996, cuando se me dio la oportunidad de comenzar con una pequeña concesión de BMW, Mini y BMW Motorrad en Gijón, no lo dudé, aunque yo me dedicaba al tema industrial preferentemente. Hoy somos concesionarios oficiales de estas marcas con muy buenas instalaciones propias en Asturias (Oviedo, Gijón y Avilés), en la provincia de Pontevedra (Vigo, ciudad de Pontevedra, Vilagarcía de Arousa y Lalín), en Santander, en León y en Burgos. Comenzamos con 2.000 metros cuadrados y hoy andaremos por los 120.000.

Con la estrategia de conseguir economías de escala, sinergias, complementariedad e integración, hoy también somos concesionarios oficiales de Ford para toda la provincia de Pontevedra, con instalaciones en Vigo, Pontevedra ciudad, Vilagarcía de Arousa y Lalín. Además, también somos concesionarios oficiales de la marca Nissan para la provincia de Asturias y León, así como de las marcas Hyundai, Fiat, Alfa Romeo, Jeep, Lancia, Abarth, Subaru, Ssangyong e Infiniti para toda la provincia de Asturias.

Un grupo dedicado al sector vinícola y cerámico, ¿es el sector automoción comparable en rentabilidad?

El sector de la automoción, es un sector muy competitivo y exigente, pero aprovechando las economías de escala y teniendo un buen equipo humano la rentabilidad puede ser adecuada.

¿Por qué le interesó también el mercado gallego?

La verdad es que queremos mucho a Galicia. Las Rías Baixas son un espectáculo de la naturaleza que no tiene parangón en ningún otro lugar del mundo. Nos entendemos muy bien con los gallegos. Tenemos muchas cosas en común. Conozco muchos gallegos que han trabajado muy a fondo en México. Voy todos los años a la fiesta de Avión, invitado por mis amigos gallegos-mexicanos. En México siempre voy al centro gallego. Me reciben como si estuviera en mi casa. En Galicia comenzamos en el año 2000 con BMW, Mini y BMW Motorrad en Vigo. A continuación construimos una concesión en Vilagarcía de Arousa, otra en Lalín y en la ciudad de Pontevedra. En todas estas plazas, por razones de complementariedad también somos concesionarios de Ford para toda la provincia de Pontevedra. Tenemos pues ocho excelentes instalaciones en Galicia.

Asturias, León, Galicia... ¿Hay proyectos a corto plazo para ampliar su oferta de concesionarios en nuestra comunidad?

Somos un grupo familiar en el que la segunda generación ya esta muy presente. Nuestra vocación es seguir creciendo, manteniendo el nivel de inversión, expansión y por supuesto de creación de empleo, por lo que todo proyecto que resulte interesante lo podemos estudiar.

Creemos firmemente en la ética y moral empresarial por lo que seguiremos luchando por el desarrollo económico y social del cuadrante noroeste de la península.

¿Hay diferencia entre clientes de distintas autonomías? ¿Somos los clientes gallegos muy distintos al resto?

Lo más importante es tratar muy bien a los clientes. Al estar en cinco provincias del cuadrante noroeste de la península, para nosotros, por sus características especiales en el arco atlántico de la península, la provincia de Pontevedra tiene un sabor especial.

¿Hacia dónde camina el mundo de la automoción: eléctricos, híbridos, gasolina?

Es indudable que las marcas de automoción cada vez están más comprometidas con la movilidad sostenible, siguiendo las directrices internacionales del cambio climático y la contaminación atmosférica. La movilidad eléctrica esta ya muy implantada en el presente pero cobrará más importancia en el futuro a corto plazo, gracias a las grandes inversiones que las marcas están realizando en mejorar la autonomía de los vehículos tanto eléctricos como híbridos.

¿Se llegarán a vender coches únicamente por Internet?

Ya se están vendiendo coches por Internet, pero es cierto que este tipo de venta se centra más en los vehículos seminuevos y de ocasión. Nuestro grupo cuenta con una de las mejores páginas web con más de 500 coches de manera continua: www.multicarcenter.com, desde donde vendemos vehículos a cualquier zona de España. Pero las instalaciones físicas seguirán manteniendo un papel fundamental en la distribución y mantenimiento de los automóviles.

¿Es más rentable vender un usado o un coche nuevo?

Para nosotros lo más importante es la satisfacción de nuestros clientes y hay mercado para distintos tipos de vehículos. Para nuestro grupo es fundamental el departamento de vehículos seminuevos y ofrecemos coches certificados y con todas las garantías a unos precios que se adaptan a la capacidad adquisitiva. Lo importante es asesorar muy bien a nuestros clientes y encontrar la solución de movilidad adecuada.

«Navegar por las Rías es mi pasión»

Primer coche

Mi primer coche fue un Seat 600, del que guardo un especial recuerdo ya que me permitió ser independiente en una época muy pobre en este país llamado España, allá por los años 60. Además, fue una inversión muy importante para mí en aquel momento porque tuve que trabajar muy duro para poder comprarlo.

Coche actual

La verdad es que las marcas cada vez tienen vehículos mejores y más avanzados tecnológicamente, por lo que me puedes ver conducir cualquiera de las quince marcas que representamos actualmente.

Aficiones

Habiendo nacido en Cudillero, procedo de la mar donde mi familia han sido de los mejores pescadores y armadores del Cantábrico. Desde entonces, mi afición fundamental es la navegación y hacerlo por las Rías Baixas es un auténtico placer. He pasado por la Costa da Morte infinidad de veces.

Plato gallego

De todos es bien sabido que las Rías Baixas producen excelentes pescados y mariscos y contamos con la mejor materia prima del mundo. Sólo hace falta que estén bien cocinados en restaurantes «ad hoc», que abundan en toda Galicia.

El mejor sector

Son tres sectores totalmente distintos y cada uno tiene sus propias peculiaridades. Yo como primera generación soy fundamentalmente industrial pero el sector de la automoción nos ha dado también muchas alegrías y espero que las siga dando.

Votación
1 votos
Tags

Alfredo Martínez Cuervo: «Trabajo desde que tenía solo 11 años»