El eléctrico al que se le negó la luz

Este pequeño vehículo a pilas nació en 1996 y se Iba a convertir en el estandarte de la nueva generación de eléctricos, pero seis años más tarde Su propia compañía los exterminó sin un motivo claro


Casi las 1.117 unidades fabricadas de este pequeño y futurista vehículo eléctrico fueron literalmente desguazadas en 2004, con solo seis años de vida. Su propio creador, la General Motors, retiró todas las unidades del mercado, sin dar explicaciones. El mayor fabricante de automóviles de EE.UU. decidió dar carpetazo al programa surgido en 1996 en el que introducía este vehículo eléctrico en la sociedad de California mediante leasing o alquiler indefinido. Este vehículo formaba parte de un estudio de mercado sobre el impacto de esta nueva tecnología en condiciones de uso real.

NACIDO DE UNA CARRERA

En los años 80 crecía la necesidad de buscar nuevas fórmulas alternativas de propulsión, de minimizar los efectos adversos que los estudios sobre polución empezaban a desvelar. Primero las universidades y más tarde los fabricantes, innovaban con vehículos movidos con nuevas energías como la solar. En estos años existía una carrera a nivel mundial para prototipos de coches solares en Australia. General Motors no solo participó sino que la  ganó en 1987 con su Sunraycer, un prototipo eléctrico movido por energía solar. Fue la base para crear, ya en secreto, un vehículo eléctrico para uso real. Así nacía el EV 1. Su presentación en 1996 en el salón del auto de Los Ángeles fue un bombazo.

Este biplaza era rápido, silencioso, ligero y sorprendentemente avanzado, contaba con un diseño futurista que encandiló al público. Enseguida conquistó los corazones de quienes lo conducían. La lista de personas para alquilar era kilométrica. Muchos famosos formaron parte de esta tropa que vio en el électrico la alternariva perfecta para mejorar el aire de la ciudad de Los Ángeles. Incluso Mel Gibson fue uno de sus felices propietarios. Con una autonomía de 160 km, resultaba suficiente para ir de casa al trabajo. La recarga se realizaba con un enchufe exactamente igual que los eléctricos actuales. Cada usuario pagaba sobre 300 dólares al mes y lo podían elegir en tres colores rojo, verde oscuro y azul claro. Otros fabricantes se apuntaron a la fabricación de coches con pila eléctrica pero a diferencia del que construía GM los demás eran adaptación de modelos de gasolina.

 ELIMINACIÓN

Sin embargo este crecimiento de la alternativa al vehículo de combustión no fue muy bien acogido por las grandes petroleras, quienes vieron en este pequelo EV1 (electric vehicle) un cáncer en sus primeros estadios. Había nacido dentro de la matriz productora de vehículos más importante de EE.UU y era necesario estirparla para evitar futuros problemas. Algunos fabricantes, entre ellos GM y Chrysler, se unieron a esta quema de brujas cuya principal víctima fue este pequeño y dulce electródoméstico casero, como algunos lo llamaron.

En 2002, la compañía GM suspende el programa y notifica a todos los arrendatarios la no renovación de su alquiler y la fecha en la que tenían que devolver su vehículo o emprenderían acciones judiciales. Todos fueron devueltos.  La GM comenzó entonces a desguazar uno a uno todos los EV1 fabricados. Gran parte de sus antiguos dueños, fans incondicionales, emprendieron protestas, acciones legales y hasta guardias día y noche delante de la parcela donde guardaban las últimas 78 unidades sin desguazar. Incluso estaban dispuestos a pagar 25.000 dólares por cada unidad. Todo fue inútil, el gigante americano no quiso saber nada de coche eléctrico y se deshizo de él.

Años más tarde, algunos ingenieros de GM comentaron  que la decisión  de retirar el EV1 restrasó 10 años el desarrollo y la comercialización del Chevrolet Volt, el eléctrico estrella de la marca de la GM hoy en día

40 SUPERVIVIENTES.

Solo unos pocos fueron donados a diversas universidades y museos pero todas fueron deshabilitadas para que no pudiesen funcionar. A excepción de una unidad, la que se encuentra en el Smithsonian museum (museo nacional de historia americana) ya que no permite tener vehículos que no funcionen.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El eléctrico al que se le negó la luz