Una berlina «premium» para Opel

Uno de los lanzamientos más esperados del año es este Opel Insignia que llegará a los concesionarios a partir del mes de junio en su segunda generación, con silueta berlina y también en familiar y un aspecto mucho más premium que el anterior modelo. Sus precios de partida rondarán los 28.000 euros, sin incluir campañas promocionales.

.

Lo cierto es que la llegada del nuevo Insignia coincide además con la incorporación de la marca al grupo PSA y eso hace que las cábalas respecto al modelo estrella de la gama se disparen. Pero ya por sí mismo el nuevo Insignia brilla al encontrarnos con un coche que aumenta de tamaño, que contiene una tecnología muy avanzada y que además destila un aire premium innegable.

El diseño del nuevo modelo se basa en el prototipo Monza, presentado ya hace algunos años en los salones. Traducido a la serie hablamos de una berlina de cinco puertas con un frontal muy agresivo y con una silueta que recuerda a los cupés por la caída de su techo hacia atrás. Además, su tamaño ha crecido hasta llegar en el caso de la berlina a los 4,90 metros de largo, mientras el familiar (que tendrá versión Country) todavía es más grande, con 4,98 metros. Eso sí, la altura para los pasajeros se ha rebajado considerablemente, casi en tres centímetros, acorde al carácter más deportivo de esta segunda generación. Otro dato importante es la rebaja de peso, que en el caso del familiar alcanza los 200 kilos. También se ha trabajado mucho con materiales que propician una mayor rigidez al chasis y transmite sensaciones más deportivas.

La carrocería berlina se llamará Grand Sport, mientras que el familiar recibirá la denominación de Sports Tourer. En este modelo dejará de fabricarse el sedán de cuatro puertas.

En el interior se ha ganado mucho espacio, especialmente en las plazas traseras, pese a que la versión Grand Sport tiene un aspecto cupé, aunque no repercute en los pasajeros de los asientos de atrás.

Motores

Opel también ha trabajado a fondo el capítulo de motorizaciones, que obtienen un consumo más favorable, alrededor del 10 % de ahorro en su conjunto. En gasolina habrá un nuevo 1.5 Turbo de inyección directa con 140 caballos y otra versión de 165. La más potente será la 2.0 Turbo de 260 caballos.

En diésel la gama se compondrá de los 1.6 de 110 y 136 caballos, para coronarse con la 2.0 de 170.

En lo que respecta a las cajas de cambio, habrá las manuales de seis velocidades y se completarán con una automática de seis velocidades y, excepcionalmente en el 2.0 Turbo de 260 caballos, una de ocho velocidades automática con la tracción total.

En Opel destacan que el nuevo Insignia, pese al cambio cualitativo respecto al modelo actual, no variará demasiado en precio, como mucho alrededor de 800 euros más, partiendo de los 28.000 euros en la versión básica de gasolina con 140 caballos. Todavía no se conocen las promociones de lanzamiento que podrían poner este listón más bajo.

Este nuevo Opel Insignia será producido en la factoría estrella de la marca en Rüsselsheim, donde se han invertido más de 500 millones de euros para fabricar este modelo que puede colocar a Opel en un nuevo listón cualitativo. De la primera generación se llegaron a vender 940.000 unidades.

Lo cierto es que como vemos en la información técnica de esta misma página, el nuevo Opel Insignia es un compendio de tecnología encaminada a mejorar la seguridad y comodidad de sus pasajeros. Como prueba, en el familiar Sports Tourer y en su versión all terrain (Country Tourer) la apertura del portón trasero se puede realizar sin manos, con un gesto del pie bajo la defensa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Una berlina «premium» para Opel