Enchúfalo y viaja 300 kilómetros

Renault se reafirma en su apuesta eléctrica con este Zoe, el primer modelo de la marca creado para ser eléctrico al cien por cien y que ahora recibe una versión de batería de 41 kilovatios que amplía su autonomía hasta los 300 kilómetros reales. Lo probamos y comprobamos que las cifras no son exageradas.

.

Al coche eléctrico le está llegando ya una segunda evolución de baterías que le va a dar alas en forma de autonomía más extensa, para sacarlo de las ciudades e invitar a sus conductores a paladear las carreteras y autopistas en silencio y sin humos.

Lo hemos podido palpar con el nuevo Renault Zoe. El Zoe es el primer vehículo creado como eléctrico por la marca francesa. Mide 4,08 metros (similar a un Clio) y puede albergar cinco plazas. Hasta ahora el Zoe tenía una batería de 22 kWh con la que se le homologaba una autonomía de 240 kilómetros, pero ya es posible adquirirlo con una batería ampliada a 41 kWh, que alarga su utilización hasta los 400 kilómetros (300 en condiciones reales) y además mejora sus prestaciones.

Cuatrocientos kilómetros ya es una distancia más que considerable que nos mueve fuera de núcleos urbanos y en viajes de recorrido medio, por lo tanto más que suficiente para muchos usuarios. Hemos tenido la ocasión de rodar con el Zoe en un trayecto por carreteras, en el que no excluimos autovías y autopistas, de 180 kilómetros y cuando llegamos a nuestro destino el indicador de autonomía aún nos decía que nos quedaban casi otros 110 por recorrer. Hay que decir que el trayecto lo hicimos dos personas a bordo del vehículo, con equipajes en el maletero y utilizando con normalidad la calefacción, el aparato de radio, el navegador e incluso, en la última parte, las luces. También el fuerte viento jugó en contra del consumo del Zoe ese día.

Además la conducción no fue ni mucho menos cuidadosa, ya que procuramos maximizar el consumo de energía a base de aceleraciones fuertes cuando lo requería la conducción y tramos por autopista, de más de ochenta kilómetros, por lo que pudimos comprobar que el Zoe 40 supera con facilidad los 120 km/h y que sus aceleraciones no tenían nada que envidiar frente a vehículos de gasolina o diésel. Con una conducción más cuidadosa y conservadora estaríamos cerca de una autonomía de 300 kilómetros reales.

El coche además resulta muy confortable y agradable en conducción eléctrica. Una vez más tenemos que referirnos a su semejanza con el Clio a nivel de asientos y mandos, pero además con el añadido de que la colocación de las baterías, bajo el suelo del habitáculo, hace que el centro de gravedad del coche sea más bajo, propiciando una buena estabilidad en curvas y que su posición de conducción sea un poco más alta, a modo de los crossover tan de moda.

Renault tiene un precio de 22.125 euros para el Zoe de batería de 22kWh con acabado Entry y de 24.625 euros para el de 41 kWh de nuestra prueba, dotado de acabado Life más completo, aunque a estos precios hay que añadirle el alquiler de las baterías, que son propiedad de la marca, aunque también se pueden adquirir.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

Enchúfalo y viaja 300 kilómetros