Ford Mustang convertible, el coche del «veroño»

Probamos el mítico deportivo americano: 5.000 centímetros cúbicos, ocho cilindros y 421 caballos de potencia

Ford Mustang convertible, el coche del «veroño» Probamos el mítico deportivo americano: 5.000 centímetros cúbicos, ocho cilindros y 421 caballos de potencia. Menos lujoso que los coches europeos, el Mustang es un GT puro, amplio y cómodo, aunque las plazas traseras gozan de poco espacio.

Redacción / La Voz

Parece increíble, pero a punto de entrar en noviembre disfrutamos de temperaturas que muchos veranos ni siquiera soñábamos en Galicia. El cambio climático ha obrado el milagro y en pleno otoño nos ponemos al volante de un descapotable: el deportivo americano por excelencia (con permiso del Corvette), iniciador en los años 60 de toda una nueva saga de automóviles, los pony cars. Hablamos del Ford Mustang.

El Mustang convertible tiene unas suspensiones algo más amables que la carrocería fastback (cerrada), pero que nadie se engañe: bajo su capó ruge el mismo motor de 5.000 centímetros cúbicos, ocho cilindros y 421 caballos de potencia. Una bestia que estira y estira y, sin necesidad de turbo, propina una soberana patada desde su eje trasero en cuanto hundimos el pie a fondo en el acelerador.

Menos lujoso que los coches europeos, el Mustang es un GT (Gran Turismo) puro, amplio y cómodo, aunque las plazas traseras gozan de muy poco espacio. El coche acelera de 0 a 100 kilómetros por hora en 4,8 segundos, pero más allá de las cifras es toda una experiencia contemplar el impresionante morro delantero, ya sea desde fuera o desde dentro del vehículo.

Junto a varios mapas de motor _incluido uno para circuito_ y tres niveles de dureza de la dirección, una de las curiosidades electrónicas del Mustang es la función Track Apps. Un acelerómetro mide parámetros como la fuerza de la gravedad, aceleración en tiempo real o distancia de frenado. Además, un programa especial permite, estando parados, hacer patinar las ruedas traseras y salir disparados en cuanto soltamos el pie del freno.

Toda una leyenda que se ha convertido en el deportivo más vendido de España (dentro de su segmento) gracias a un precio muy inferior al de coches de potencia equivalente. El Ford Mustang convertible está disponible desde 43.500 euros en su versión de 2.300 centímetros cúbicos y 317 caballos. Y con la capota cerrada es sorprendentemente silencioso; un dato a tener en cuenta, porque algún día se terminará el veroño.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Ford Mustang convertible, el coche del «veroño»