Un paso adelante

Renault es una marca especialista en monovolúmenes, siempre los ha tenido en su gama, desde el espace hasta el scénic, o el pequeño modus. y ahora, cuando parece que la moda monovolumen decae, reinventa el scénic con unas formas y comodidad que le sientan muy bien.


Ya lo hizo con el Espace, al que convirtió en un crossover, y ahora lo vuelve a conseguir con el Scénic, y su correspondiente versión larga Grand Scénic de siete plazas, a los que dota de una silueta más agresiva, de una mayor altura al suelo y de unas enormes llantas de veinte pulgadas, inéditas en este segmento del mercado, con lo que el nuevo vehículo familiar se queda a medio camino entre monovolumen y crossover. A nivel visual, en esta cuarta generación los nuevos Scénic destacan también por una pintura bicolor que ya le dio buen resultado a Renault con el Captur. La marca anuncia que a sus motores de gasolina y diésel se le añadirá en 2017 una original motorización diésel que tendrá un motor eléctrico de asistencia, un cuasi híbrido.

La comercialización de estos modelos está prevista para el mes de noviembre y sus precios rondarán los 20.000 euros de salida, aunque su equipamiento es muy superior a los modelos actuales.

Además de las importantes variaciones estéticas y de concepto hay que decir que el Scénic de cinco plazas aumenta considerablemente su tamaño al crecer veinte centímetros, mientras que el Grand Scénic de siete plazas lo hace en dieciséis. Sus maleteros siguen siendo grandes, suficientes para un uso familiar, con 572 y 596 litros en el caso del Grand Scénic con solo cinco plazas montadas. Todos los asientos traseros son fácilmente abatibles con solo un toque, dejando el suelo plano.

En cuanto a acabados, veremos cuatro niveles y entre su equipamiento de serie en toda la gama destaca la cada día más popular frenada activa de emergencia con detección de peatones, así como la alerta por cansancio. Hay también proyección de datos en el parabrisas, control de crucero adaptativo, y cámara de párking que proyecta en la gran pantalla vertical del salpicadero, casi una tablet incrustada en el mismo.

Los motores, amén de la mencionada motorización de asistencia eléctrica, serán cuatro diésel de 95, 110, 130 y 160 caballos, mientras en gasolina las combinaciones serán de 115 y 130 caballos. Aquí se intercalan cajas de cambio manuales de seis velocidades y las automáticas, entre las que se cuenta la de doble embrague. El Renault Scénic da un paso adelante en una marca que vuelve a recuperar empuje con sus nuevos modelos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Un paso adelante