Detroit: los coches europeos marcan el paso

Con el Mercedes Clase E y el Volvo S90 como grandes presentaciones mundiales, la industria europea volvió a mostrar su vanguardismo con los coches autónomos en un salón de Detroit bastante diluido


Ha sido el año de las berlinas europeas en Detroit, encabezadas por Mercedes y Volvo que además han significado que el coche autónomo es ahora el objetivo tecnológico de todos los fabricantes.

Mercedes ha sorprendido con el Clase E, no tanto en lo estético como en lo tecnológico. Escenifica el paso intermedio de sus berlinas, por encima del Clase C y por debajo del S, pero con una silueta común para los tres que parecen réplicas a escala unos de los otros. Saldrá al mercado en primavera y además de haber crecido tanto en longitud, casi cuatro centímetros, como en la distancia entre ejes, hereda del Clase S la caída del techo y la trasera prominente que les caracteriza a ambos. 

Coche semiautónomo

Pero lo mejor del nuevo Clase E es que hereda de su hermano mayor toda  su tecnología. Además de aparcar solo puede comunicarse con otros coches para anticipar situaciones de riesgo y gracias a su Drive Pilot puede mantener la velocidad de crucero sin tocar el acelerador y guardar la distancia con los coches de delante, o cambiar de carril con solo poner el intermitente, incluso sin que tengamos las manos en el volante. Es una anticipación de la conducción totalmente autónoma, algo que parece cada vez más cercano. En su interior el nuevo Clase E destaca por las dos grandes pantallas, una central y otra tras el volante, con la que sustituye los relojes e indicadores convencionales, ahora integrados en un display digital.

Los primeros motores con los que saldrá en Europa serán de cuatro cilindros, con 184 caballos en la versión de gasolina y 195 para la diésel. Más adelante llegarán  los motores más grandes de seis cilindros y otros más económicos, además de una versión híbrida enchufable con autonomía eléctrica de hasta 30 kilómetros. 

Otro aspecto que redunda en un mejor consumo es la rebaja en el peso, de unos cien kilos, gracias al empleo de aluminio en su carrocería. El Clase E, al igual que su hermano pequeño el Clase C tendrá también una carrocería familiar que podría conocerse en el Salón de Ginebra que se celebrará en el mes de marzo.

Mercedes ha sabido dar el paso con su nuevo modelo en Detroit, aprovechándose además de la debilidad de uno de sus rivales, el grupo Volkswagen, que no pasa sus mejores momentos en ese país. De todas formas tampoco el Salón de Detroit, es ahora lo que era, acuciado por los certámenes de Los Ángeles, Chicago o incluso el tecnológico CES de Las Vegas.

Volvo S90, al gusto americano

El S90 será un modelo que eleve de nuevo a Volvo a ese estatus de marca Premium, igual que lo está haciendo el XC90 con el que comparte plataforma. De hecho en  EEUU siempre estuvo valorada como tal y en correspondencia la marca acaba de invertir once mil millones de dólares para poner en marcha una fábrica en Charleston (Carolina del Norte) donde producirá para el mercado americano.

Y a la vista del S90 presentado en Detroit podemos hablar de una berlina de estilo americano. En primer lugar por su tamaño, de casi cinco metros y por su revolucionaria estética, con una rara parrilla cóncava y las luces en forma de T tumbada (ellos le llaman martillo de Thor). Este coche teóricamente viene a sustituir al S80, aunque tiene poco que ver con él y estará en el mercado a mediados de año. 

Dispondrá de motores diésel de 190 y 235 caballos (pensados para el mercado europeo) y una versión de gasolina de 320, así como una futura híbrida enchufable de 407. 

El Volvo S90 sorprenderá también por su conducción semiautónoma, semejante a la del Mercedes Clase E, capaz de mantener velocidad y distancia en autovías y además conservando siempre el carril, mientras que el conductor lleve las manos en el volante en todo momento y hasta velocidades de 130 km/h.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Detroit: los coches europeos marcan el paso