El Audi 4 se pone las pilas 

Desde 1972, con el Audi 80 y después desde 1994 con el A4, Audi ha liderado durante 40 años las ventas europeas de berlinas premium. Ahora lanza la novena generación, tras vender doce millones de coches, que sigue con aspiraciones a perpetuarse


El A4 es un caballo ganador desde hace muchos años, pero como buen pura sangre en el hipódromo de los superventas Premium europeos, escucha por detrás el galope del BMW Serie 3 y del Mercedes Clase C, así que no puede aflojar ni un palmo de terreno.

Ahora tiene en los concesionarios esta nueva generación, que monta la plataforma MLB Evo que le posibilita montar motores longitudinales de seis cilindros. Al margen de esto, la plataforma consigue aligerar en hasta 120 kilos el coche y dotarlo de la tecnología de sus hermanos mayores. El A4 es también el mejor en el túnel del viento, donde acredita un coeficiente aerodinámico de solo 0.23, récord entre las berlinas de este tamaño. Aerodinámica y ligereza son también las responsables de que el consumo en este nuevo modelo haya bajado una media de un 21%.

Con una longitud de 4,73 metros de largo, es decir dos centímetros y medio más que la versión anterior, el A4 se presenta en sus dos tradicionales carrocerías de berlina y familiar denominado Avant, muy popular en algunos mercados. En esta silueta el portón  trasero ya se acciona eléctricamente en toda la gama.

Otra aspecto en el que se ha ganado mucho es en insonorización, donde se ha hecho un gran trabajo para conseguir que la rumorosidad exterior no se transmita al habitáculo del coche, mejorando los guarnecidos, las gomas de las puertas y la anchura de los cristales, ahora dobles.

El nuevo A4 también dispone en versiones del Audi Virtual Copckit, que abandona los relojes analógicos para convertirlos en digitales en una pantalla tras el volante, que se puede configurar a elección del conductor.

También avanza en conectividad y ahora puede disponer de Internet dentro del coche, además de interfaces para integrar los dispositivos móviles de iOS y Android en forma de espejo en la pantalla central. Además, los móviles también se pueden conectar a la antena exterior de forma inalámbrica para mejorar su cobertura mientras viajamos.

Desde su lanzamiento, los A4 cuentan  con siete diferentes motores, tres TFSI de gasolina y cuatro TDI diésel. Los TFSI comienzan en una versión 1.4 de 150 caballos con caja de cambios de manual de seis velocidades o S Tronic de siete. Continúa la gama gasolina con el 2.0 litros de 190 caballos, también con las dos posibilidades de cambio y una versión Ultra muy eficiente. Este mismo motor se puede adquirir con una potencia de 252 caballos, ya con caja de cambios S Tronic de siete velocidades y tracción Quattro.

En diésel la gama comienza por el 2.0 TDi con potencias escaladas en 150 caballos y 190 caballos. Pero más arriba se imponen los 3.0 TDi de seis cilindros en V con 218 y 272 caballos, que se convierten en los altos de gama.  La versión más potente ya se combina con la caja de cambios automática de doble embrague Tiptronic de ocho velocidades.

La gama de precios de esta nueva colección del A4 parte de los 33.000 euros para la versión básica en carrocería berlina, con el motor TFSi de 150 caballos y caja de cambios manual. La carrocería Avant es dos mil euros más cara. En cuanto a las versiones diésel, la básica de 150 caballos en carrocería berlina cuesta 34.600 euros. Son precios que apenas han subido en esta nueva generación con respecto a la anterior, a pesar del cambio cualitativo del coche.

Al volante del nuevo Audi se aprecia sobre todo su ligereza, que repercute en la manera en la que entra en curvas muy  fácil sin apenas balanceos de carrocería. También en las recuperaciones se aprecia la mejoría, lo que hace que sea muy dinámico ya desde los motores de solo 150 caballos. En conducción tranquila también se nota la mejora en consumos, como se puede comprobar en el ordenador de a bordo, en la pantalla del instantáneo.

Visualmente el A4 ha sufrido un lifting a una silueta más dinámica con trazos más gráciles, sobre todo en la inclinación de sus pilares traseros. También  destaca la nueva parrilla trapezoidal que le da fuerza al modelo, acompañada por las nuevas identidades LED de sus faros diurnos. El nuevo Audi A4 no cede terreno en la carrera de las berlinas Premium.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El Audi 4 se pone las pilas