«La ITV salva vidas, no somos exclusivamente un impuesto»

El escándalo de Volskwagen ha puesto en tela de juicio el trabajo que realizan en la inspección técnica de vehículos, explica Carmen Fernández, desde los talleres de la ITV en Galicia.


Supervisión y Control (SyC) gestiona 23 estaciones fijas de ITV en Galicia (están previstas otras cuatro, en Nigrán, Santiago, A Coruña y Ourense) y diez unidades móviles, con una plantilla de 500 empleados. Carmen Fernández Díaz, responsable de la estación de Sabón (Arteixo), es su portavoz.

-¿Por qué no se detectaron las irregularidades en las emisiones de los vehículos del grupo Volkswagen?

-Las comprobaciones que realizamos siguen una normativa legal y no podemos ir más allá. Controlamos las emisiones de CO y en algunos casos también la sonda lambda. El fraude afectaba a otros gases que actualmente no están incluidos, los NOX. Esos vehículos son muy nuevos y ni siquiera habrían tenido obligación de pasar la ITV, pero son modificaciones que hicieron en el software que estaban pensadas para engañarnos.

-¿Qué va a pasar? ¿Se les obligará a adaptarse o se les dará una moratoria?

-De momento les estamos exigiendo lo mismo que al resto de vehículos. Aplicamos la normativa en vigor y, en algunos casos que lo que se hace es modificar el nivel de CO2, eso sí sería detectable en ITV e irían rechazados. Estamos a expensas de lo que la Administración decida y preparados por si en cualquier momento nos piden una prueba más exhaustiva.

-Entonces, ¿los coches fraudulentos siguen pasando la ITV?

-Sí, siguen pasando la ITV y aprobándola, si en el momento de la prueba las emisiones dan correctas.

-El coste medio de pasar la inspección en Galicia (38,85 euros) bajó este año un 1,6 % respecto al 2014. Pero el de las motos supera la media española en un 50 %. ¿Por qué? 

-Las tarifas son aprobadas por la Administración. Con respecto a otras comunidades, Galicia es una de las pocas que no cobra nada por las segundas inspecciones. En otras tienen un precio inferior en primera inspección y después, si el vehículo es rechazado, en función de los defectos se cobra un porcentaje en segunda inspección. Aquí, durante los 60 días de validez de la primera inspección, si es desfavorable, no se cobra nada se venga una, tres, siete u ocho veces. Al final, somos una de las comunidades en las que los precios son más bajos.

-Hay mucha gente que considera la revisión de la ITV como un impuesto encubierto.

-A eso contesto con una frase: la ITV salva vidas. No somos exclusivamente un impuesto, lo que hacemos es verificar que un vehículo está en condiciones de circular por la vía pública con unas condiciones de seguridad mínimas. Según un informe realizado por la Universidad Carlos III en el 2011, las ITV habían evitado cerca de 11.000 accidentes, 700 muertes y 12.000 heridos. Bendito impuesto si consigue evitar 700 vidas al año.

-¿Cuánto es el tiempo medio que dura la inspección?

-Lo normal son unos 15 minutos.

-Casi 40 euros por 15 minutos de trabajo, eso sale a 160 minutos la hora...

-Son pruebas con equipos de alta tecnología, en las que personal muy cualificado verifica órganos muy importantes de la seguridad del vehículo, y son 40 euros que salvan vidas.

-Un coche de cuatro años, que ha pasado revisiones anuales en el concesionario y todavía está en garantía, ¿por qué debe pasar la ITV?

-La revisión que realizan los concesionarios es global, enfocada a que el mantenimiento de la mecánica y la electrónica esté en condiciones. La ITV es como un complemento; es un organismo independiente que verifica que los elementos que realmente inciden en la seguridad vial y en la protección del medio ambiente están en condiciones. Volviendo al caso de Volskwagen, si esos vehículos fueran inspeccionados solo por su marca nunca se hubiera podido detectar este fraude.

-¿Qué deficiencias son las más comunes en los vehículos?

-Los tres puntos donde más se rechazan los vehículos son alumbrado, frenos y el capítulo de ejes, que incluye el apartado de neumáticos.

-Hay mucha confusión con el «tunning» y la homologación de piezas que no son de serie, potenciaciones de motor e incluso neumáticos de un ancho distinto.

-Desde el año 2011 está en vigor un decreto y ahí se definen todas las reformas que se pueden hacer y la documentación que es necesario aportar. Si modificamos el coche sin tener un amparo legal, al final estamos poniéndonos en riesgo nosotros y al resto de ciudadanos que circulan. El que hace trampas para pasar la ITV se está engañando a sí mismo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

«La ITV salva vidas, no somos exclusivamente un impuesto»