La prueba: BMW Serie 7, el que manda va detrás

Toda la tecnología del grupo BMW se ha puesto a disposición de los clientes del nuevo Serie 7, que llega este mes a los concesionarios a partir de 94.650 euros y con un dinamismo único en esta categoría


El Serie 7 es el buque insignia  de la marca y ahora aparece la sexta generación de un modelo que está en el mercado desde 1977. Dispondrá de una carrocería de 5,10 metros y otra más larga de 5,24 pensada para ejecutivos que viajan atrás. Lo más notable del nuevo Serie 7 es su dinamismo de conducción respecto a su tamaño, posible por el empleo de carbono y magnesio para rebajar hasta 130 kilos su carrocería.

El nuevo modelo saldrá con versiones de motor diésel 730d de 265 caballos y gasolina 750i de 450 caballos, ambos de seis cilindros en línea, a los que se sumará una versión híbrida eléctrica enchufable llamada 740e con 326 caballos y posteriormente otras versiones diésel y gasolina.

A primera vista el Serie 7 destaca por su silueta dinámica que parece más propia de un coche de menor empaque. El frontal destaca por los típicos riñones de la marca que son los más grandes de todos sus modelos y por la posibilidad de equipar las luces LED con tecnología láser de gran efectividad. Lateralmente destaca por la banda inferior cromada y la zaga es muy baja y ligera gracias a otro remate cromado horizontal que une ambas ópticas.

El interior del Serie 7 es un derroche de lujo y confort. A disposición del conductor está toda la tecnología de la que hablamos en la página siguiente, pero merece la pena mencionar la proyección de datos en el parabrisas, el ajuste de los parámetros del coche con modo adaptativo, así como amortiguación neumática en ambos ejes.

Con todo, lo mejor del BMW Serie 7 es disfrutar de la versión de carrocería larga en el asiento de atrás. Ahí se viaja en primera clase, con asientos que se reclinan para permitir la siesta, o que dan masajes a los dos pasajeros. Hay una posición que permite viajar estirado con los pies apoyados en alto y con mesitas desplegables donde podemos llevar el ordenador, una copa de champán o el periódico. Todo ello con espacio suficiente para  viajar largas distancias con el máximo confort, aparte de los más de 500 litros de capacidad en el maletero.

Hemos probado esta manera de viajar, con chófer, y la parte de atrás del Serie 7 es un lujo, pero cuando nos pusimos al volante de este modelo también comprobamos que es sorprendente su rendimiento. Parece que estamos llevando una berlina de la Serie 3 o 5, por su agilidad. En carreteras viradas muestra carácter deportivo, aunque apenas nos enteramos de las irregularidades del asfalto. Las reacciones del motor, especialmente en el caso del 750i, son instantáneas, bien apoyadas por la caja de cambios automática de ocho velocidades, por sus suspensiones y por la dirección activa. El BMW Serie 7 es una nueva referencia entre las grandes berlinas.

A examen

Para comunicarse con el nuevo Serie 7 no hace falta que toquemos ningún mando. Gracias al control gestual que incorpora este coche si giramos el dedo índice frente a su pantalla central subirá el volumen o lo bajará según en que sentido lo hagamos. Las emisoras también cambian cuando desplazamos la mano lateralmente. Es solo una de las novedades mundiales de este moderno vehículo.

Cuando las plazas de aparcamiento se hacen estrechas y a duras penas podemos salir del coche, la solución la tenemos en nuestra llave del Serie 7. Dejamos el coche enfrentado a la plaza y nos bajamos. Actuando sobre la llave el coche avanzaría solo y entrará en la plaza. Para salir, lo mismo, ya que el coche saldrá solo accionando el mismo mando. Y de paso dejará boquiabiertos a los otros usuarios que se retuercen para salir del coche. Además la llave, dotada de pantalla parecida a un teléfono, le servirá para encender o apagar las luces a distancia o programar la temperatura interior del coche mientras está fuera de él.

Si viaja en las plazas de atrás, porque puede permitirse llevar chófer, el propietario de un Serie 7 podrá coger la Tablet que llevan entre ambos asientos para decidir que ruta quiere hacer programando el navegador, escoger la música que desea oír o regular el complejo climatizador del coche,  además de darse un masaje con una función en sus asientos activos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La prueba: BMW Serie 7, el que manda va detrás