La prueba: Seat Ibiza Cupra, un pequeño atleta

El Ibiza Cupra, el más potente de la familia, nos sorprende ahora al equipar un motor de 192 caballos, doce más que en su versión anterior, además de mejorar sus sistemas multimedia con numerosas aplicaciones


Desde hace veinte años el apellido Cupra va ligado al Seat Ibiza como etiqueta deportiva de este pequeño utilitario de la marca. Tras presentarse una renovación del modelo Ibiza en el Salón de Barcelona celebrado en primavera, ahora Seat anuncia la próxima puesta en escena de la versión Cupra que sorprende al invertir la tendencia del downsizing (reducción de motores), ya que en este caso pasa de un 1.4 TSi a un 1.8 TSi, aumentando su potencia hasta 192 caballos, frente a los 180 de ahora. Se trata el mismo propulsor que lleva el Polo GTi, primo y rival.

Con esta potencia extra el nuevo Ibiza Cupra acelerará de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos, al tiempo que su velocidad máxima alcanza los 235 km/h. La marca anuncia consumos muy optimistas de solo 6 litros a los cien kilómetros. La deportividad del nuevo Ibiza Cupra no solo atañe a su motor, sino que también tiene que ver con el bloqueo electrónico de diferencial XDS, que mantiene en su equipamiento y además con el Cupra Drive Profile donde se pueden elegir los modos de conducción entre sport y confort, modificando el comportamiento de las suspensiones y la dirección. Todo este conjunto hará disfrutar a los conductores más deportivos.

A nivel estético, el Ibiza Cupra marcará músculo con sus llantas de diecisiete pulgadas, unos faros bixenón con luces diurnas LED, al igual que las traseras, amplios parachoques, pasos de rueda ampliados, espejos retrovisores en negro y una poderosa vista trasera donde destaca el difusor inferior que enmarca una salida de escape central con forma trapezoidal. Un auténtico espectáculo visual.

En el interior del Ibiza Cupra también cambian muchas cosas. El volante es ahora el del nuevo León, con mandos multifunción integrados y también son nuevas las entradas de aire, así como el panel de instrumentos mejorado.

Pero lo que realmente coloca al pequeño Ibiza entre los mejores de su segmento es la conectividad, cada día más demandada, sobre todo por la gente joven. Además del Mirror Link, que permite replicar en el propio sistema del coche las aplicaciones de nuestro móvil y usarlas con manos libres, Seat ofrece el Full Link con aplicaciones para navegación, teléfono, mensajes y música que se manejan con facilidad desde la pantalla táctil.

Es muy interesante también una aplicación llamada Seat DriveApp que convierte los mensajes de texto que recibimos en mensajes sonoros, que también se pueden contestar por voz que se convierte a su vez en texto. De esa manera se evita la plaga de accidentes debida a la manipulación del teclado del móvil.

LA ÉLITE DE LOS PEQUEÑOS

Al margen de las novedades en conectividad y entretenimiento, el Seat Ibiza Cupra dispone también de la tecnología del grupo Volkswagen, que se está democratizando hasta los segmentos más pequeños con sistemas como el asistente de arranque en pendiente, el freno multicolisión que detiene el coche tras un primer impacto para impedir el efecto rebote,  o el detector de somnolencia.

Con sus brillantes prestaciones y su equipamiento tan completo, el Seat Ibiza Cupra peleará por un puesto entre los pequeños deportivos, donde se las tendrá que ver con sus primos del grupo, el Audi S1 y el Volkswagen Polo GTI, que lleva su mismo motor. Otros rivales ajenos al grupo serán el  Peugeot 208 GTi, el Renault Clio RS y el Ford Fiesta ST.

El Ibiza Cupra estará en los concesionarios a finales de año y se especula con un precio alrededor de los 22.000 euros. Como viene siendo habitual, solo se comercializará en versión SC, es decir, con carrocería de tres puertas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La prueba: Seat Ibiza Cupra, un pequeño atleta