Yamaha N-Max 125 cc: urbana, pero con nervio

Oscar R. Ayerra

EXTRAVOZ ON

yamaha

Ágil, rápido y eficiente: así es el nuevo modelo N-Max, una escúter ágil, rápida y eficiente. La pequeña de la saga de los Max es una referencia en cuanto a tecnología y deportividad

16 ago 2015 . Actualizado a las 05:10 h.

Yamaha, con su nuevo N-MAX, entra en el segmento de las 125 cc como un concepto de escúter urbano y tecnológico, no se trata de hacer sombra a la superventas y casi intocable Yamaha X-MAX sino que ha llegado para acabar con el reinado en ventas que hasta ahora tenía en sus manos la Honda PCX. Con argumentos como un nuevo motor de nueva generación, una parte ciclo impecable o un equipamiento de calidad como el ABS hacen que este nuevo integrante de la familia Max pueda convertirse en la nueva referencia dentro de las 100% urbanas, como ya lo han hecho sus hermanas mayores, la X-MAX o la T-MAX, en sus respectivas categorías.

La estrella del conjunto es su propulsor donde la nueva tecnología que Yamaha denomina blue core consigue una eficiencia energética máxima gracias a nuevas técnicas de gestión de gases, de funcionamiento en frío, o de bajo rozamiento lo que directamente se convierte en un rendimiento eficaz y un consumo muy bajo. Según Yamaha puede realizar 45,7 km con solo 1 litro de gasolina. Pero donde acaba por enamorar es por la nueva tecnología VVA de distribución variable de válvulas que monta, lo que se traduce en una aceleración enérgica, con una respuesta instantánea ofreciendo mucho empuje desde cualquier revolución,  algo muy a tener en cuenta cuando estamos entre el variable tráfico urbano. En cuanto a su parte ciclo destaca, desde el primer momento, una estabilidad y aplomo sobresalientes gracias a unas suspensiones algo duras pero muy eficaces. Sus 127 kilos no suponen ningún problema para el conductor, es muy rápida zigzagueando entre coches, muy noble en cambios bruscos de trayectoria y muy liviana en movimientos a baja velocidad. Todo esto da al conjunto un equilibrio perfecto entre rapidez y maniobrabilidad que unido a su sistema de frenado, cuenta con dos discos de 230 mm de freno con ABS de serie, permiten detener al conjunto en cualquier circunstancia dando un plus en seguridad.

Con una carrocería muy compacta  y limpia de líneas, presenta un diseño depurado, muy actual con cierto tono provocador y por supuesto con un aire de familia Max inconfundible, todo un acierto.

Son 2.799 euros de un producto de acabados impecables, bien equipado y con detalles de alta calidad, lo que puede llegar convertir a esta pequeña escúter deportiva en un nuevo paradigma en su segmento.