Por Madrid con solo tres litros

Una prueba de consumo realizada por el centro de Madrid sobre los Porsche Panamera y Cayenne híbridos enchufables arroja unos fantásticos resultados, por debajo de los 3,5 litros cada cien kilómetros


Aunque Porsche sea una marca con una nítida imagen deportiva, no podemos olvidar que ya en 1900 el Lohner-Porsche, realizado por el jovencísimo Ferdinand Porsche, se convirtió en uno de los primeros coches híbridos de la historia. Ciento quince años después la marca de Sttutgart tiene en su gama tres modelos híbridos, el radical deportivo 918 Spyder y los Cayenne y Panamera S E-Hybrid. Con estos dos últimos tuvimos la ocasión de realizar una curiosa prueba, ya que a pesar de tratarse de dos coches con 416 caballos de potencia, queríamos conocer su consumo en ciudad y en condiciones de tráfico reales.

Al volante de los Panamera y Cayenne S E-Hybrid salimos con dos personas a bordo desde el centro de Madrid, frente al Parque del Retiro, a pocos metros de la Puerta de Alcalá. Once de la mañana, día de semana, tráfico intenso por el centro, calor, y con destino a la población de El Pardo, justo al otro lado de Madrid, con 25,3 kilómetros de recorrido callejeando por el centro, mientras la vuelta  se haría más directa en solo 16,5 kilómetros. Se trataba de consumir lo menos posible, pero sin forzar las cosas.

Al volante de un Cayenne iniciamos el recorrido. Como la batería del sistema eléctrico estaba cargada después de enchufarlo durante unas horas, salimos con el modo de conducción E-Power seleccionado en la consola central del coche. Así solo empleamos energía eléctrica, sin que el motor de explosión se pusiera en marcha, mientras afrontábamos las calles más saturadas, entre caravanas y semáforos. Cero consumo y cero emisiones, manteniendo velocidad y aceleración normales en ciudad. Teníamos la duda de  hasta donde nos duraría la batería, teóricamente con capacidad de rodar hasta 36 kilómetros. Lo cierto es que llegamos a El Pardo alrededor de una hora más tarde, con un tráfico muy denso, sin haber empleado para nada el motor de explosión. En el ordenador de a bordo un cero rubricaba un consumo increíble para un coche lujoso y deportivo como el Cayenne S.

El regreso fue otro cantar. La batería se agotó al poco de salir de El Pardo y el motor de explosión entró en acción, pero gracias a una función que Porsche tiene en sus híbridos, que se llama planeo, o navegación a vela y que permite deslizarse sin tracción en llano o cuestas abajo, sin resistencias mecánicas, los consumos seguían siendo muy bajos. El último tramo, entrando de nuevo en el centro de Madrid, subió algo más, ya con arrancadas en semáforos y caravana. A la llegada, los técnicos de Porsche nos verificaron los datos. Habíamos recorrido poco más de cuarenta kilómetros, en casi hora y media y el consumo del ordenador de a bordo apenas llegaba a tres litros a los cien kilómetros. Verlo para creerlo.  Los Panamera E-Hybrid, todavía fueron unas décimas más parcos.

Las conclusiones no podían ser más positivas. La tecnología híbrida enchufable permite consumos de taxi en ciudad a los Cayenne y Panamera E-Hybrid, pero mantiene sus condiciones de Gran Turismo deportivos por carretera, con gran dinamismo, comodidad y lujo, si exprimimos su modo de conducción Boost con solo cambiar de tecla.

El precio del Cayenne enchufable es de 86.026 euros, mientras el Panamera sube hasta los 110.270 euros, entre los más baratos de su gama.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Por Madrid con solo tres litros