Corea los fabrica, pero Europa los diseña a su gusto

La marca coreana sorprendió en ginebra con un modelo que podría convertirse muy pronto en coche de serie: un familiar, de casi cinco metros y diseño europeo, como sus últimas  realizaciones

.

Lo del Sportspace ha sido una de las sorpresas del salón, un coche que no responde a los cánones tradicionales, ya que no se puede catalogar ni como berlina ni como familiar puro y que al mismo tiempo tiene aptitudes crossover.

El Sportspace ha sido concebido y desarrollado por el Centro de Diseño de Kia, establecido en Frankfurt. Su director Gregory Guillaume lo define como un coche que rechaza el tradicionalismo. No es un cinco puertas ni un shooting brake, término tan de moda hoy en día para definir a familiares deportivos.

Lo cierto es que Kia no tenía un familiar de este tamaño y lejos de hacer algo tradicional y previsible, como su matriz Hyundai, ha dejado volar la imaginación creando una silueta más impactante. De perfil bajo, largo y aerodinámico, es muy musculoso y atlético.

En su frontal luce una evolución de la parrilla actual de la marca, denominada por Kia como «mirada del tigre». No sería de extrañar que esta del Sportspace se convierta en norma para los modelos del futuro de la marca.

Otro de los toques llamativos es el color rojo ignición, combinando con grandes llantas de 19 pulgadas. Su carácter alpino, le permite albergar en el interior unos skíes.

En cuanto a su motorización, en Ginebra se presentó con el motor T-GDI, un gasolina de dos litros y 250 caballos, como corresponde a un coche de carácter totalmente emocional.

KIA picanto

Otra de las novedades de la marca en el Salón del Automóvil de Ginebra era el pequeño Picanto, uno de los modelos de más éxito en Europa. El coche ha actualizado su diseño exterior e interior con nuevas opciones de personalización. Por ejemplo se ven ahora unos nuevos paragolpes delanteros y traseros y una puesta al día de la parrilla. Las llantas son de aleación de 14 pulgadas.

En el interior se añaden cromados, y tejidos más juveniles en la tapicería. Y por primera vez se introducen en el Picanto dispositivos opcionales propios de coches de mayor tamaño, como son sistemas de audio, vídeo y navegación, gracias a una pantalla interior de siete pulgadas.

A nivel de seguridad se han mejorado los frenos, ahora de mayor tamaño y en su motor de 1 litro se mejoran las emisiones para adaptarse a la normativa Euro6. El Picanto, que se fabrica en Corea, se pondrá en marzo a la  venta con garantía de siete años o 150.000 kilómetros. 

Al margen de estas dos novedades en Ginebra también se pudo ver la gama deportiva del Kia Cee´d GT Line con el nuevo motor 1.0 T-GDI y la caja de cambios de siete velocidades de doble embrague. Este acabado se instalará en los Cee´d de tres y cinco puertas y en el familiar.

Con todas estas novedades Kia espera continuar la línea de crecimiento que le llevó a vender el año pasado en España 31.452 vehículos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Kia
Comentarios

Corea los fabrica, pero Europa los diseña a su gusto