BMW C 600 Sport, el segundo intento fue el bueno


Madrid

BMW vuelve al sector de los scooters después del fracaso de su primer intento con la C1, esa scooter que algunos recordaréis porque fue la primera con techo y cinturones de seguridad. En esta segunda ocasión lo hacen con el objetivo de conquistar el competido segmento de los maxiscooters con las BMW C 600 Sport y C 650 GT y parece que han dado en el clavo. Con una potencia de 60 caballos, la BMW C 600 Sport que hemos probado es sin duda una de las maxiscooters con mejores prestaciones del mercado. Esta versión de carácter más deportivo que la GT te permite moverte de forma ágil por ciudad e incluso disfrutar rodando por carretera, gracias a un motor que estira mucho y a un chasis y unas suspensiones muy rígidas que le dan la estabilidad necesaria. A nivel práctico dispone de un hueco bajo el asiento que, mediante un sistema llamado BMW FlexCase te permite variar la capacidad para albergar en su interior hasta dos cascos únicamente cuando la moto está parada y subida al caballete. La BMW C 600 Sport que hemos probado es sin duda una de las maxiscooters con mejores prestaciones del mercado Una de sus principales características es una posición de conducción muy alta, que te permite ver por encima de los coches que te preceden y adelantarte así a los imprevistos del tráfico urbano. El punto negativo es que a los que tienen tallas más pequeñas les costará llegar cómodamente con los dos pies al suelo. Su precio es de 11.150 euros y por 950 euros más podrás equiparla con un paquete que incluye calefacción en el asiento delantero y trasero, puños calefactables, luces de led y control de presión de neumáticos. Gracias a ella podrás llegar a olvidarte de tu BMW ?grande? y convertirte en un auténtico animal de ciudad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags

BMW C 600 Sport, el segundo intento fue el bueno