El hombre que pedalea para visibilizar la artritis

El deportista Jorge Rodríguez Cortés pedaleará 1.700 kilómetros en 10 días por la Vía Augusta con un objetivo: dar visibilidad a la artritis, una enfermedad que se desarrolla por brotes e incapacita a quienes la sufren, muchos de ellos pacientes jóvenes, en mayor o menor medida. La sociedad muchas veces la confunde con artrosis.

.

Visibilizar la artritis, una enfermedad a veces invisible y muy difícil de entender, incluso para el propio afectado, es el objetivo de un reto que llevará a un deportista a cubrir en bici los 1.704 kilómetros de la Vía Augusta, la calzada romana que recorre el Mediterráneo desde Francia hasta Cádiz.

 El reto, una iniciativa de la Asociación Valenciana de Afectados de Artritis (AVAAR), comenzará el próximo día 21 en Narbona (Francia) y concluirá diez días después en Cádiz, según ha explicado a EFE la presidenta de la Asociación, Carmen Fondo.

El deportista Jorge Rodríguez Cortés, conocido en las redes sociales como @yoigotrainer, será el encargado de hacer realidad este desafío, en el que recorrerá en bicicleta el tramo que utilizaba el emperador Augusto para acceder a España.

Desde la Asociación reconocen que cada uno de sus miembros es «una incógnita» ya que sufren una enfermedad «difícil de entender», incluso para ellos mismos porque lidian con una dolencia «crónica, impredecible y dolorosa». «Hay momentos en que nos incapacita y nos sentimos débiles ante una sociedad que nos exige que seamos iguales a los demás, porque nuestro aspecto no refleja lo difícil que a veces resulta», aseguran para añadir que su objetivo es difundir los síntomas e informar y apoyar a los afectados y a sus familias. «Cuando te dan brotes nadie puede hacer nada. He llegado a quedarme en la cama sin poder moverme, es un dolor generalizado y todo el cuerpo inflamado», explica Fondo, que confiesa que cada vez que tenía que levantarse del sofá pedía a su marido que se fuera para que no le viera llorar.

Por su parte, Jorge Rodríguez explica que con este reto intenta concienciar a la gente: «Estoy cansado de escuchar que no se puede cambiar el mundo. Quiero dejar el legado de que si se quiere, se puede». Este deportista valenciano, entrenador personal, explica que tuvo un momento de inflexión en su vida e hizo el Camino de Santiago en busca de sí mismo. Posteriormente, y por «satisfacción personal», caminó durante 24 horas seguidas por la espina bífida.

El objetivo de este reto es sensibilizar a la sociedad de esta enfermedad, según la Asociación, que invita a los ciudadanos a contribuir en la causa para impulsar este proyecto, que tiene un coste estimado de 3.700 euros

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
1 votos
Comentarios

El hombre que pedalea para visibilizar la artritis