En busca del cuerpo perfecto

El aumento de mamas y la liposucción son las intervenciones de cirugía estética más demandadas en España. El 16,48 % de las operaciones, además, son para corregir otras realizadas por profesionales inadecuados.


Con la llegada del otoño aumenta el interés por las operaciones de cirugía estética, que, según una encuesta de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), va creciendo durante el año hasta llegar a su máximo nivel en primavera, donde se concentra un 66 % de la demanda en España.

 Según la doctora Ainhoa Placer, vocal de comunicación de la SECPRE, «tras el verano los pacientes van planteándose paulatinamente la posibilidad de someterse a una intervención de cirugía estética, y los más remisos toman la decisión, a más tardar, en primavera. Así, el posoperatorio se habrá completado a tiempo para el siguiente varano y la mayor incidencia de luz solar no afectará a la adecuada cicatrización de las zonas intervenidas».

El ránking de este tipo de cirugías lo encabezan las operaciones de aumento de pecho (un 26,3 % de las que se realizan en España), seguidas de la liposucción (20,9 %) y, en tercer lugar, la abdominoplastia, que ha crecido de forma considerable por el bum de las dietas, el ejercicio y las cirugías bariátricas (reducción de estómago).

Hay un problema que preocupa a los especialistas, y es que en la actualidad realizan el 16,48 % de sus intervenciones para corregir otras «defectuosas o de mala calidad tras haber sido practicadas en centros o por profesionales inadecuados». Y es que solo el 34,83 % de los españoles que se someten a una intervención de cirugía estética se informan de la cualificación del médico que se la va a realizar, según datos del mismo informe. «Esta circunstancia -afirma la doctora Ana Jiménez- complica las nuevas intervenciones desde el punto de vista clínico, conlleva evidentes trastornos emocionales para los pacientes y supone un sobrecoste, sea para ellos o para el sistema nacional de salud si la intervención ha generado algún problema funcional y, en consecuencia, su corrección está cubierta por la sanidad pública»

Por otra parte, los expertos constatan un fenómeno creciente: «uno de cada diez pacientes recurren a un cirujano plástico influidos por la difusión masiva de imágenes de sí mismos y la consiguiente opinión de otras personas sobre ellas». En otras palabras: el fenómeno selfie ya ha llegado a los quirófanos.

FACIALES

Lifting y blefaroplastia

El lifting o estiramiento facial es una de las operaciones más solicitadas, aunque en los últimos años se ha apreciado un aumento notable de la blefaroplastia, para corregir la caída de los párpados superiores y las bolsas de los inferiores, que hacen que parezcamos mayores y más cansados.

CONTORNO

Liposucción

La técnica, que siempre se realiza en un quirófano, consiste esencialmente en la aspiración de la grasa mediante la introducción de una cánula que está conectada a una máquina de vacío o a una jeringa especial, según el caso. No se deben evaluar los resultados de una liposucción antes de que hayan transcurrido un mínimo de tres meses.

PECHO

Aumento de mamas

La más practicada es el aumento de mamas, aunque también se realizan reducciones o elevaciones. Muchas mujeres desean un aumento tras un embarazo o una lactancia que ha dejado vacío y caído el pecho.

OTROS TIPOS

El bum de la cirugía genital

En los últimos años la cirugía estética genital se ha duplicado, aunque supone aún un porcentaje pequeño. Las labioplastias (reducción aumento de los labios vaginales) y el rejuvenecimiento vaginal van en cabeza.

Otoplastia y rinoplastia

Corrigen, respectivamente, las orejas y la nariz. La rinoplastia puede disminuir o aumentar el tamaño de la nariz, cambiar la forma de la punta o del dorso, estrechar los orificios nasales o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior.

Abdominoplastia

La abdominoplastia suele practicarse a pacientes que han experimentado un gran aumento de peso y, sea mediante intervenciones quirúrgicas, como la cirugía bariátrica, por el seguimiento de una dieta o por la práctica continuada de ejercicio físico, lo han perdido posteriormente, así como a mujeres que han tenido varios embarazos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

En busca del cuerpo perfecto