Enganchados a la cuchara y al delantal

Al «nunca vayas al supermercado con hambre» se suma hoy, cientos de opciones al alcance de un botón (o una tecla), «nunca consultes un catálogo audiovisual con el estómago vacío». La gastronomía causa furor, fuera y también dentro de la pantalla: así ha evolucionado la tele y esto es lo que hay que ver


Todas las fiestas acaban en la cocina, lugar cómodo, distendido, idóneo para confesiones y roces. No hay ningún otro sitio del hogar en el que uno se sienta más en casa que en esta estancia informal y transigente, punto de reunión, del café y merienda, del almuerzo en familia, o en soledad -que ni tan mal-. Ya sea ese aturdidor bienestar lo que nos hipnotiza o la casi insoportable fiebre gastronómica que todo lo copa, una cosa hay indiscutible: que cualquier show relacionado con los fogones es sinónimo de éxito. No es novedad: la tele lleva décadas exprimiendo el filón -del Vamos a la mesa de 1967 a Con las manos en la masa, emitido entre el 84 y el 91, pasando por El menú de cada día de Karlos Arguiñano, que ahí sigue desde 1992-, pero ha perfeccionado su técnica. Los espacios culinarios en la televisión -tanto en la tradicional como en la de pago- son muchos y variados, de contenido original e impecable factura, en todo tipo de formatos; de realities a documentales (y docuseries), e incluso ficción. Repasamos el menú de esta temporada.

La parrilla de Netflix

El servicio en streaming más atento a lo que se mueve, a lo que fascina, a lo que revienta los audímetros sabe bien que el espectador siente especial debilidad por todo aquello que estimule su paladar. Consciente de tal poderoso dato, despliega este otoño un superabundante menú con tipo de propuestas relacionadas con la gastronomía. Como entrante, nos encontramos con The Final Table (Todo el mundo a la mesa), un Masterchef internacional que se estrenó este sábado en el que los cocineros más reconocidos del mundo luchan por impresionar a los paladares más exquisitos elaborando platos tradicionales típicos de gastronomías dispares. Hay 12 equipos, comandandados por dos chefs, que irán siendo descartados por famosos críticos y expertos. Quedarán solo nueve concursantes, los nueve próximos iconos culinarios mundiales. Por España, Andoni Aduriz.

Como plato principal, el videoclub doméstico más popular sirve la serie documental Chef’s Table, inspirada en los apetecible y placenteros vídeos de comida que tanto triunfan en las redes sociales, en los irresistibles collages de las instagramers. Este espacio, nominado al Emmy, cuenta, como las referidas piezas virales (Tasty, de Buzzfeed, por ejemplo), con una muy cuidada producción visual, una suerte de porno gastronómico inspiracional. Cada capítulo se sumerge, durante 50 minutos, en el proceso creativo de grandes artistas culinarios con identidad propia. Aborda también al personaje, no solo su fruto: el éxito y el fracaso, el ego. Y también el lugar: esos restaurantes que ya son grandes templos de peregrinación.

Repite formato, hambriento, con Ugly Delicious, una reivindicativa docuserie que marida las viandas con el mensaje: adictivo como pocos, recorre el mundo junto al célebre chef estadounidense de raíces coreanas David Chang derribando prejuicios, racismo y muros culturales. ¿Y la cocina? El vehículo para romper barreras. Arranca desde tu sofá un estupendo viaje, en el que te encontrarás con escritores, cocineros, activistas y artistas que cambiarán todas tus ideas sobre la fusión.

Y de postre, menos apetecible ya, el catálogo de Netflix ofrece Rotten (Podredumbe), un vistazo a los grandes fraudes y las malas prácticas de la cadena de suministros de los alimentos que llegan a nuestras mesas.

Clásicos y documentales

Ya metidos en harina, merecen mención, como mínimo por sus desorbitadas cifras de audiencias, MasterChef, TopChef y Pesadilla en la cocina. El primero, a las puertas de su séptima temporada, tiene también edición de niños y Celebrity, y Chicote es el gran reclamo de los otros dos. Top Chef echó el cierre el año pasado, en su cuarta edición; Pesadilla prepara la séptima mientras el chef mete las narices en alimentación y consumo en ¿Te lo vas a comer?, que emite La Sexta.

Hay al menos tres documentales que merece la pena zamparse: El Bulli. Cooking in Progress, Food Choices y Steak Revolution. Y un último apunte: la serie Feed The Beast. Que aproveche. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Enganchados a la cuchara y al delantal