Una copa muy macabra

Ubicado a escasa distancia de Whitechapel, el barrio londinense recordado por los crímenes de Jack el Destripador, se encuentra The Vyktor Wynd Museum, un espacio para degustar un cóctel de evocador nombre rodeado de toda clase de curiosidades, más o menos, científicas

.

Perturbador, bizarro, friki, tétrico... Son solo algunos de los adjetivos que suelen acompañar al que muchos consideran como el pub más macabro del mundo. Aunque todo hay que decirlo, como su propio nombre indica, el The Vyktor Wynd Museum of Curiosities nació como museo, aunque recientemente, y de miércoles a domingo, se pueden degustar «alcoholes prohibidos» y cócteles que se remontan a tres siglos en el pasado de la mano de la estadounidense Allison Crawbuck y del londinense Rhyss Everett, quienes aportaron una «mezcla de la cultura artística alternativa de Nueva York y de la cultura experimental en coctelería de Londres».

 De este modo, a tiro de piedra de Whitechapel, el barrio que inmortalizó con sus crímenes el primer asesino en serie de la historia, Jack el Destripador, y en una zona poco frecuentada por el turismo se ubica este espacio ecléctico, que, por si fuera poco, desde el 2007 acoge a la Academia Británica de Taxidermia ofreciendo cursos en esta materia por apenas 35 libras.

Nada más cruzar el umbral, cabezas disecadas de animales, esqueletos, pieles de serpientes... dan la bienvenida. Todo un anticipo de lo que oculta la planta inferior. Ejemplares de especímenes bicéfalos comparten espacio con máscaras de Sudamérica o Congo, el cadáver de un supuesto monstruo marino -¿quizás, una sirena?- o cabezas humanas reducidas y toda clase de restos humanos. Sin olvidar una importante colección de imágenes eróticas, así como toda clase de referencias vinculadas con el ocultismo, el esoterismo y la magia. ¡Ah! Y también preservativos presumiblemente usados por The Rolling Stones y algún que otro excremento de dinosaurio.

Y en cuanto al pub -propiamente dicho, un cocktail bar-, se pueden degustar desde un Jíbaro agrio hasta un Vudú que tú haces, pasando por una Vieja verde o un Sexo de los granjeros irlandeses. No cabe duda de que son todos nombres muy evocadores... Como también lo son algunos de los platos que pueden acompañar a estos combinados, caso del de insectos, que permite degustar hasta ocho especímenes distintos, o la caja con anos de chocolate. Pese al nombre, solo se disfrutará con un surtido de chocolates belgas -negro, con leche y blanco-.

The Vyktor Wynd Museum también destaca por su carta de absentas, alguna de las cuales alcanza los 72 grados de alcohol. A fin de cuentas, es un entorno en el que los miércoles han sustituido la hora feliz por la hora del hada verde, como se conoce a este licor.

 El alma mater de este espacio fue definido por John Waters como «una orquídea enferma», mientras que la Wikipedia dice de él que es un «artista, autor, conferenciante, empresario y miembro del comité del Instituto de Patafísica de Londres». Wynd es uno de los rostros visibles de la Last Tuesday Society.

.

El alma mater de este espacio fue definido por John Waters como «una orquídea enferma», mientras que la Wikipedia dice de él que es un «artista, autor, conferenciante, empresario y miembro del comité del Instituto de Patafísica de Londres». Wynd es uno de los rostros visibles de la Last Tuesday Society.

El alma mater de este espacio fue definido por John Waters como «una orquídea enferma», mientras que la Wikipedia dice de él que es un «artista, autor, conferenciante, empresario y miembro del comité del Instituto de Patafísica de Londres». Wynd es uno de los rostros visibles de la Last Tuesday Society.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una copa muy macabra